Combo de expectativas negativas: incertidumbre macro y #cuadernos

Comparte la noticia en ....Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Pin on Pinterest
Pinterest
0

Cuando uno tiene más interrogantes que respuestas. Decidir es más difícil. En la Argentina actual tenemos muchas cuestiones por resolver que de alguna manera el mercado va incorpora a los precios de los activos locales. A veces parece que este proceso es más rápido de lo esperado.

Voy a plantear algunas preguntas, que podrá hacerse el mercado (o quizás no).

Por ejemplo, ¿Argentina cumplirá el acuerdo con el FMI? ¿Cuándo terminará la recesión? ¿Último trimestre de 2018 como plantea el oficialismo? ¿O 2do trimestre del 2019? ¿En cuánto afectará a los ingresos fiscales? ¿El #CuadernoGate será similar en duración y efectos económicos que el Lava jato? ¿Puede frenar la obra pública? ¿Quedará en la nada? ¿Qué oposición enfrentará al oficialismo en las presidenciales 2019?

Mercado y precios

El mercado habla a través de sus precios y la turbulencia, está a la vista, no terminó. Hoy el riesgo país es récord en 3 años, roza los 620 puntos básicos. El bono a 100 años está en casi mínimo (rinde 9,5% anual en dólares). Las empresas argentinas que cotizan en Wall Street no paran de caer en las últimas jornadas. Especialmente los bancos marcan pérdidas muy significativas sin encontrar piso. Y la reciente licitación de Letes pago una tasa casi de 5% anual (a 182 días), renovando poco más del 54% del vencimiento, marca que internamente cuesta cada vez más colocar deuda.

La tasa de interés altas en pesos contienen a las expectativas de depreciación del peso argentino y por ahora el dólar se movió poco. Pero puede llegar a despertarse.

Podemos interpretar, analizar y hacer hipótesis y modelos sobre lo que ocurre. Sin embargo, en concreto si un país tiene que endeudarse la tasa de interés que rinden sus bonos es lo que los inversores están dispuestos a pagar por ese papel. ¿Sobre reaccionó el mercado? No lo creo.

Si tienes riesgo soberano alto, esto también se traduce en financiamiento caro para las empresas. El crédito está frenado y Argentina intenta surfear la ola como puede.

Para despejar la incertidumbre macro hay que ver un plan consistente y que se cumpla. La cuestión fiscal es clave, y más exigente en 2019. Requiere de la oposición constructiva y dialoguista, que termine llegando a decisiones con consenso.

Esta última palabra “consenso” y la palabra elección presidencial (o carrera presidencial) no van muy de la mano. Ahí vemos dificultades políticas.

Asimismo, las noticias del #CuadernoGate más una caída fuerte en confianza del Gobierno muestran un combo peligroso para los inversores externos e internos.

¿Quién será la oposición y quien el oficialismo en 16 meses? No lo sabemos. El mercado tampoco. Los empresarios involucrados en el #CuadernoGate. ¿Irán presos? No lo sabemos.

La repuesta de corto plazo es “vender Argentina”. Se cubren ante una probabilidad de un deterioro macroeconómico e institucional.

Y el horizontal temporal de inversión se acota aún más. Se decide pensando en la semana que viene. 3 meses es mucho. Ni hablar de 2020, eso es ciencia ficción.

El cortoplacismo triunfa y sabemos que no es negocio para nadie.

Convencer al mercado que “esta vez es diferente es cada vez más difícil”. El Gobierno sobrevendió a su administración. Y los resultados no llegaron. Las expectativas fueron como un bumerang. Volvieron en dirección opuesta y con gran velocidad.

* Economista del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur)