Esteban Bullrich, el exponente cavernícola de la reacción antiderechos

Comparte la noticia en ....Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Pin on Pinterest
Pinterest
0

El senador de Cambiemos dijo que “sin vida no habría Senado, ni lucha de géneros”. Además aseguró que el aborto “es un fracaso social” y pidió respetar las convenciones “que diferencian a los seres humanos del resto de los mamíferos placentarios”.

“Quiero comenzar con una pregunta” inició su discurso el senador Esteban Bullrich. “¿Qué es la vida? La vida es lo que nos hace estar hoy aca. Sin vida el resto no existe. Así de importante es la vida”. Y con aire de filósofo intentó profundizar: “Sin vida no hay pacto de San José de Costa Rica. Sin vida no hay Constitución Nacional, no habría este Senado. Sin vida no existirían la sanción de las leyes, la lucha de géneros, no hay nada”.

Parece un chiste pero no. El senador de Cambiemos ratificó de la manera más burda sus argumentos en contra del proyecto de interrupción voluntaria del emberazo (IVE) y volvió a poner sus convicciones religiosas por encima de cualquier otro argumento. “Podemos construir debatiendo, o destruir discutiendo” advirtió, e intentó polemizar con los argumentos brindados por el biólogo Alberto Kornblihtt en defensa de la legalización del aborto, defendiendo “las convenciones a las que se ha llegado a partir de convicciones religiosas, sociales e ideológicas”. Bullrich aseguró que “son esas convenciones las que nos diferencian a los seres humanos del resto de los mamíferos placentarios. Son esas convenciones las que nos llevaron, a pesar de compartir un 99% de nuestro ADN con los chimpancés, a no resolver las disputas como los chimpancés. No nos matamos ni nos canibalizamos”.

Además, el senador volvió a afirmar que “el aborto es un fracaso social” y para no dejar dudas lo replicó luego en su cuenta de Twitter. “Este proyecto de ley es MALO. Legaliza un FRACASO. El fracaso de lo que no supimos resolver como sociedad”