Para la CGT, la inflación de 2017 sienta precedente de alarma

Comparte la noticia en ....Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Pin on Pinterest
Pinterest
0
Ubicó la suba de precios de diciembre en 2,7%

Jefes sindicales que vienen analizando el arranque del año coinciden, más allá de sus distancias y diferencias en su postura dentro del mapa del movimiento obrero, que se trata de “señales más que preocupantes” las que ofrecen los guarismos cegetistas.

En lo que respecta a la canasta básica, el aumento llegó al 1,4% en el último mes del año. De acuerdo al informe del observatorio de datos económicos y sociales de la CGT, en diciembre de 2017 una persona necesitó

$2.357 para no ser indigente lo que da un total de $ 77,51 por día. En tanto, según la central obrera un adulto necesitó de $5.451 para no ser pobre.

En tiempos del kirchnerismo las mediciones que coordina el referente del gremio del Seguro, Jorge Sola estableció datos concretos incluso para sostener luces de alerta en períodos de una economía más favorable al desarrollo y creación de puestos de trabajo, como también consumo.

En tiempos donde la presión externa e interna, sobre la estructura del triunvirato y el consejo directivo para establecer respuestas a lo que algunos bloques internos consideran una economía de “neto contenido liberal”, el estudio de la CGT apuntala que lo sindical “pasan por lo político y económico”.

Destacan que el 27% de todo 2017 implica que dentro del nivel de paritarias -aún con la salvaguarda de que algunas negociaciones tuvieron el reaseguro de la clásula gatillo- el techo salarial que estima el Gobierno se queda corto. “No hace falta ser expertos, la suba de precios, la amenaza del dólar y la pérdida que arrastra el salario real desde hace dos años, configuran un panorama al que el Ejecutivo Nacional no puede minimizar”, coinciden economistas y dirigentes.

Una de las voces gremiales críticas de los últimos días partió del camionero Pablo Moyano, secretario gremial de Azopardo.”La inflación hace necesaria e imperativa la colaboración del sector empresario, quien en épocas de bonanza tampoco sabe gratificar a sus trabajadores, y ahora manifiestan un malestar económico, cuando en actos oficiales aplauden las medidas económicas del Gobierno”.