Los tres escenarios para la tasa del BCRA y sus posibles efectos

Comparte la noticia en ....Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Pin on Pinterest
Pinterest
0

Mañana el Banco Central emitirá una señal decisiva para los mercados. Todos estarán pendientes de la resolución que se tome en la reunión del Comité de Política Monetaria, donde se fija el nivel de la tasa testigo. Si la baja mucho o poco el rendimiento de los pases a 7 días, o la deja sin cambios, dependerá el impacto en el precio del dólar y en el índice de inflación.

Los escenarios posibles son tres para la tasa que hoy está en 28,75% anual. 1) Que el BCRA no haga nada o la baje apenas marginalmente. 2) que recorte entre 150 y 175 puntos básicos. O 3) que baje más de 200 bps.

Si el BCRA se inclinara por la opción 1, la decisión será interpretada como un desafío de Federico Sturzenegger a Marcos Peña. Posiblemente desde lo técnico cedan las presiones cambiarias (significaría que la inflación continúa siendo prioridad para el Gobierno), pero crecerían las tensiones políticas y quizás resurjan los rumores respecto de la continuidad del titular del BCRA.

La opción 2 es la que espera el consenso del mercado, razón por la cual probablemente esté descontada en los valores del dólar en 19 pesos. Se ratificaría pues la escena del 28 de diciembre, cuando se anunció la modificación de las metas de inflación: un triunfo del ala política del Gobierno, que cuestionó la forma de atacar la inflación vía tasa de interés, su falta de resultado y el efecto negativo para la inversión real y el crecimiento de la actividad económica.

El índice de precios de diciembre, según las consultoras privadas, estaría entre 2,5% y 3,0%.La Ciudad Autónoma de Buenos Aires midió 4% y el valor que el divulgará jueves el INDEC rondaría 2,5%. La actividad económica habría alcanzado el máximo de la recuperación con el 5,2% i.a. que mostró el EMAE en octubre.

Si la decisión del BCRA fuera la 3, y la baja superara los 200 puntos básicos, quedaría claro que la política primó sobre lo técnico: relajamiento monetario, preanuncio de mayor inflación y un dólar buscando su nuevo valor de equilibrio, quizás por encima de los 20 pesos (habrá que ver el impacto neto por la compresión de los futuros).

Lo que está en juego con la tasa va más allá de los números: impactará en las pretensiones sindicales en las paritarias, y puede afectar la credibilidad en la meta del 15% y la confianza en la gestión económica del Gobierno.