Por volatilidad del billete, volumen de futuros de dólar se disparó un 60% en el año

Comparte la noticia en ....Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
0Pin on Pinterest
Pinterest
0
El auge de las altas tasas en pesos junto con la escalada del dólar hizo que los inversores salieran a buscar coberturas cambiarias en el mercado de futuros

Ante la volatilidad del tipo de cambio en los primeros meses de 2018, los inversores buscaron cubrirse de la devaluación comprando futuros de dólar. Según el último informe semanal de Rofex, el volumen promedio diario operado en lo que va del año superó en un 61% al registrado en igual fecha de 2017.

“Estamos viendo un crecimiento sostenido del volumen en futuros por dos razones. Por un lado, la volatilidad del tipo de cambio intensifica la búsqueda de coberturas. Por otra parte, hubo un ingreso de nuevos participantes, producto de la apertura del mercado financiero en general. Un ejemplo de esto son los no residentes que ampliaron su cartera y apostaron al universo en pesos, que es muy atractivo pero llama a tomar una cobertura”, explicó Agustín Álvarez, sales & trading de Global Agro Broker.

La semana pasada, el dólar llegó a un máximo de $ 20,70 pero cerró la semana sin cambios, en $ 20,54, gracias a la intervención del Banco Central (BCRA). La curva de futuros, en cambio, mostró una baja promedio de 0,5%, debido a la reducción de las tasas implícitas de devaluación. Ese comportamiento, en parte, implica que pese a la suba del billete el mercado de futuros no percibe una devaluación mayor para lo que resta del año, sino que descuenta que la caída del peso se aceleró en los primeros meses del año pero espera mayor estabilidad para lo que resta del año. De todos modos, las tasas de devaluación implícitas también están influenciadas por las expectativas de tasas de interés locales y externas.

Ayer, la posición de futuros de dólar más negociada fue la que vence este mismo mes, que cerró a $ 20,42 (con una tasa nominal implícita de 22,59%). Por su parte, el contrato de mayor plazo, a diciembre, fijó un tipo de cambio a $ 23,67 (con un rendimiento implícito de 21,58%). “Previo a la señales que envió el BCRA interviniendo en el spot, el mercado había comprimido un poco las tasas implícitas, dando a entender que no convalidaba del todo la velocidad de la devaluación. Con las señales oficiales, las tasas de los plazos más largos van quedando un poco altas porque el mercado de futuros actúa con un poco de rezago”, señaló Álvarez.

En un contrato de dólar futuro, las partes fijan un tipo de cambio esperado para un mes particular (se pueden negociar hasta 12 meses hacia adelante) y, según el precio del dólar al momento del vencimiento, se paga o se cobra una diferencia de dinero. Lo ideal es que quien invierte en moneda local cubra su posición con fijando un tipo de cambio con futuros para no perder sus ganancias en pesos ante una eventual suba del dólar. Esa operación se conoce en el mercado como “sintético”. Por eso, es habitual que los inversores calculen cuánto ganan apostando al sintético (tasa en pesos + futuro) y lo comparen con instrumentos soberanos en dólares a igual plazo (habitualmente se usa el rendimiento de las Letes). Como cobertura, los futuros de dólar son utilizados también por importadores (que pagan costos son en dólares pero ganan pesos, por lo que quieren cubrirse ante una escalada de la divisa) y exportadores (que enfrentan la situación inversa).