Caso González: la defensa afirma que tres testigos vieron al Sandero rojo traspasar en infracción

Los testimonios fueron recogidos por la fiscal Gallarato y están en el sumario de la causa, afirmó Ortíz Pellegrini. Son un camionero y una pareja de San Luis. El vehículo era conducido por la docente fallecida.

La defensa de Óscar González aseguró este lunes que tres testimonios –de unos 40 recogidos por la fiscal que interviene en la causa– ponen “en crisis” la versión de que el legislador de Hacemos por Córdoba cruzó la doble línea amarilla a alta velocidad, en los momentos previos al luctuoso accidente que terminó con la vida de una mujer y dejó gravemente heridas a otras dos que la acompañaban.

Miguel Ortíz Pellegrini brindó “datos que hacen al ejercicio de la defensa” y que constan en el sumario, por ahora solamente accesible para las partes.

En ese sentido, en diálogo con La Voz, afirmó que un camionero y una pareja oriunda de San Luis expusieron ante la fiscal de Cura Brochero, Analía Gallarato.

Los testimonios forman parte de la investigación judicial y fueron convocados por Gallardo en función de que aparecían en las imágenes de tránsito filmados por los domos ubicados en el trayecto Villa Dolores-Mina Clavero.

Según afirmó Ortíz Pellegrini en el sumario de la causa, se indica que tanto el camionero como la pareja puntana, quienes no conocían a González, recalcó el abogado, expusieron que se “dirigían de Mina Clavero a Córdoba cuando son sobrepasados por un automóvil Sandero color rojo, violando la doble línea amarilla”.

En esa condición, este vehículo que era conducido por Alejandra Bengoa (56) “supera a una motocicleta, a una Renault Kangoo y a un camión”. Apenas ocurrida esta maniobra, según el abogado, “se produce el impacto con el auto que conducía el doctor González, que venía con rumbo distinto”, señaló Ortíz Pellegrini.

“Esto es lo que declaran quien manejaba el vehículo del testigo, su acompañante y el camionero”, puntualizó el abogado.

Los tres testigos fueron identificados por la fiscal Gallarato, “ninguno conocía a González, y en el caso de la pareja, ni siquiera eran de Córdoba”, resaltó el abogado defensor. Esta precisión de los testimonios figura en la causa sobre la cual la fiscal mantiene un hermético silencio.

“Nos interesa transmitir esta información por la calidad pública que tiene el hecho, son datos importantes, parece que los tiempos de la prensa van mucho más rápido que los de la Justicia”, comentó el letrado.

Ortíz Pellegrini, quien apenas ocurrido el accidente había sugerido la posibilidad de que la fallecida Bengoa hasta sido quien cruzó la línea que veda el sobrepaso, y luego relativizó esa presunción, apuntó que estos testimonios “resultan claves”.

AL REVÉS DE LO DICHO

“El hecho originario, está en crisis, está absolutamente controvertido por testigos casi presenciales. Son testigos que venían (transitando) absolutamente después del automotor rojo que conducía la señora lamentablemente fallecida”, indicó el abogado.

En contraposición a esta supuesta actitud de la mujer, “hasta el día de hoy no existe ninguna prueba de que el auto de González haya sobrepasado a ningún otro vehículo el día del accidente, menos que haya violado un carril”, refrendó.

“Lo actuado hasta ahora desvirtúa la versión original del hecho difundida por el periodismo, y se encuentra serias dudas acerca de la responsabilidad de González”, insistió. Esos trascendidos indicaban que el parlamentario circulaba a alta velocidad por la ruta de las Altas Cumbres y habría sido él quien, a alta velocidad, habría traspuesto las lineas demarcatorias.

Por otra parte, el abogado dijo que se ha presentado “el perito de control para la pericia accidentológica que todavía no se ha hecho”, recalcó.