Cerca de Schiaretti aseguran que no habrá más cambios de gabinete

Luego del anuncio de los cuatro nuevos ministros, por ahora, el gobernador no analiza introducir más variantes en su equipo. Lo que dejó la renuncia de Bedano.

Julián Cañas

En los 10 minutos y 21 segundos que duró su discurso el martes pasado, en el acto de asunción de los nuevos cuatro ministros, el gobernador Juan Schiaretti trató de desdramatizar la situación por los cambios en su gabinete. Argumentó que el Gobierno “siempre debe estar acorde a los tiempos que corren”.

Fue un modo de buscar desligar el sorpresivo anuncio de la reestructuración de su equipo de los cuestionamientos de la oposición, y también de muchos cordobeses, sobre un tema sensible: la seguridad.

“El día después” de los anuncios, que se desencadenaron por el flagelo de la inseguridad, una fuente oficial aseguró que no hay otras áreas de la gestión que estén bajo la lupa.

Modificaciones. El gobernador Juan Schiaretti decidió reestructurar a su gabinete, para tratar de buscarle una solución al flagelo de la inseguridad. (Gobierno de Córdoba)
Modificaciones. El gobernador Juan Schiaretti decidió reestructurar a su gabinete, para tratar de buscarle una solución al flagelo de la inseguridad. (Gobierno de Córdoba)

“En cualquier gestión nunca se sabe lo que puede pasar mañana, pero la realidad es que, al menos por ahora, el gobernador no tiene pensado hacer más cambios”, pronosticó un funcionario de la mesa chica de la gestión schiarettista.

El dato no es menor. Como el año que viene será electoral, y si el gobernador tiene dudas sobre alguna área de su administración, debería hacer los cambios antes de fin de este año.

Según las fuentes del Centro Cívico, el gobernador aspira a terminar su tercer mandato no consecutivo con el equipo de colaboradores que quedó conformado, luego de los nombres oficializados en el mediodía del último martes.

SORPRESA

Hasta algunos oficialistas se sorprendieron por el momento de comunicar la reestructuración del gabinete, que incluyó la creación de tres nuevos ministerios: Gobierno y Seguridad, a cargo de Julián López; Empleo y Formación Profesional, que quedó en manos del exministro de Gobierno, Facundo Torres, y Hábitat y Economía Familiar, para Laura Jure, quien se venía desempeñando como ministra de Promoción del Empleo y la Economía Familiar.

La sorpresa de algunos peronistas estuvo dada por dos datos para un obsesivo como el gobernador, a la hora de comunicar decisiones importantes: el nuevo gabinete se anunció un día después de la renuncia de Nora Bedano, presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, y un día antes de una sesión ordinaria de la Legislatura, la cual se convirtió este miércoles en una tribuna de cuestionamientos de la oposición.

Ambas situaciones tuvieron una explicación oficial: Bedano se habría adelantado con su renuncia. La propia funcionaria y el Gobierno sabían desde el viernes pasado que no seguiría en la gestión.

La dirigente villamariense habría sorprendido el lunes con su dimisión a través de las redes sociales.

“Nos desayunamos con su renuncia, aunque se sabía que no seguiría en el cargo”, dijo otra fuente schiarettista, sobre la oficialización de su renuncia que Bedano publicó en su cuenta de Twitter, el lunes a las 8.31 de la mañana.

La decisión de Bedano de hacer pública su salida, sin una coordinación con el Centro Cívico, fue una señal de que la exintendenta de Villa María no se fue “motivos personales”, como dijo en su carta de despedida.

Aunque, la ahora legisladora (reasumió este miércoles) dijo en la Legislatura que su salida fue “acordada” con el gobernador.

Sobre las críticas de los opositores en la Legislatura, los schiarettistas les restaron relevancia política. “Iban a cuestionar y a armar su show en cualquier momento. Si no era hoy (por ayer) sería el próximo miércoles. El gobernador no tuvo en cuesta eso a la hora de decidir el momento de los cambios”, explicó un peronista.

“RE-RE”

Luego que el nuevo ministro de Gobierno y Seguridad, Julián López, asegurara que el gobernador Juan Schiaretti no está de acuerdo con la re-reelección, en el PJ ahora ven como “poco probable” que esta iniciativa avance en la Legislatura.

“Me parece que luego de esta definición de Julián (López), queda claro que “el Gringo” no quiere saber nada con este tema y ningún peronista se animará a desafiarlo”, reconoció un legislador oficialista.

En el PJ admiten que la única chance de que la “re-re”, se apruebe en la Legislatura será con el aval del radicalismo, hoy algo muy poco probable.

El mensaje de nuevo ministro López caló hondo en la Legislatura provincial, porque hay más de una docena de parlamentarios peronistas que no podrá aspirar a ir por un nuevo mandato legislativo.

De todas maneras, algunos peronistas se le cierran la puerta a este debate. Aseguran que si hay encuestas y números concretos de que la “re-re”, excepcionalmente por única vez, favorecería las chances de Martín Llaryora, candidato a gobernador oficialista, el gobernador podría cambiar de opinión.

“Con correrse de la discusión y dejarnos el tema a nosotros en la Legislatura, nos alcanza”, aseguró otro legislador peronista del interior, que transita su primer mandato, pero reconoce que el PJ tendrá “muchos problemas” en el interior, si más de 180 intendentes y jefes comunales peronistas no pueden buscar su reelección el año que viene.