Cooperativas en crisis: en busca de medidas para dar alivio durante la pandemia

Por Gabriela Yalangozian

El sector cooperativista cuenta con algunas alternativas que el Gobierno nacional brinda, pero pide avanzar en otros paliativos para sobrellevar el parate productivo.    

jeringa

En el marco de las ayudas que el Gobierno nacional brinda a pymes y empresas por la situación económica generada a raíz del aislamiento obligatorio, el sector cooperativista cuenta con algunas alternativas pero pide avanzar en otros paliativos para sobrellevar el parate productivo.

En virtud de la profundización de la crisis económica producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige desde el pasado 20 de marzo y que fue renovado ya en tres oportunidades, el sector cooperativista se muestra por estos días ávido de medidas paliativas que dicte el Gobierno nacional y que le permita sobrellevar este difícil momento.

Hasta el momento surgió la posibilidad de un subsidio y de líneas de créditos para aliviar la presión existente para el pago de adelanto de retornos –en caso de cooperativas de trabajo- o de salarios para aquellas que tengan personal en relación de dependencia.

Esta semana, el Instituto Universitario de la Cooperación (Iucoop) ofreció un conversatorio a través de la plataforma Zoom para dar detalles de estas alternativas en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia. La misma fue dictada por la integrante del comité académico del Iucoop Valeria Mutuberria, junto a Pedro Navaza y Pablo Godoy, ambos integrantes de la asociación civil TES (Trabajando por la Economía Social). Con más de 150 participantes, la charla abierta versó sobre disposiciones y normativas de asistencia para el sector por el Covid-19.

Medidas de apoyo en emergencia

En cuanto a las medidas de apoyo para las cooperativas en emergencia, desde el Iucoop se enfatizó que las mismas por el momento se enfocarán en el trabajador en forma individual. “A través del Ministerio de Trabajo de la Nación, se reformuló el subsidio de Línea 1, que permite el cobro de una ayuda por dos meses por un monto de $6.500 por asociado”, explicó Godoy.

Justamente el pasado viernes 1 de mayo, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la reglamentación de la Línea 1 del Programa de Trabajo Autogestionado dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y que se habilitaría a partir del mes de junio. Entre sus requisitos, surgieron inquietudes ya que trascendió que dicho subsidio sería incompatible con otros programas de asistencias para asociados a las cooperativas de trabajo, como podría ser el IFE. 

En efecto, el mes pasado, el Gobierno dispuso la ayuda individual de $10.000 a monotributistas de las categorías A y B a través del programa de “Ingreso Familiar de Emergencia”. El mismo comenzó a ejecutarse previo al lanzamiento de la Línea 1, por lo que muchos trabajadores autogestionados ya se habían inscripto en el IFE cuando se informó sobre el subsidio para cooperativas.

Por otro lado, también para brindar ayuda económica a las cooperativas, el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) creó un banco de proyectos que necesiten financiamiento.

En cuanto a préstamos, se lanzó la línea a tasa cero para monotributistas (que esta semana superó los 200.000 aspirantes) y, para cooperativas con relación de dependencia, existen otras alternativas con diferentes tasas de interés, además de programas de exención de cargas sociales y ayuda salarial.

Otra de las medidas de ayuda implementadas por el Gobierno son: la suspensión total de cortes de servicio, que se destinan a toda empresa, cooperativa, organización o entidad de bien público que tengan facturas adeudadas desde el 1 de marzo incluido; y la suspensión de los desalojos junto con la prórroga automática de los contratos de alquiler hasta 30 de septiembre.

Créditos a Tasa Cero

A través de la página de Afip, se puede gestionar hasta el 29 de mayo el Crédito a Tasa Cero que es para monotributistas y autónomos a los cuales varios asociados de cooperativas de trabajo ya vienen accediendo.  “El monto que podrá solicitar cada persona depende de la categoría en la que está inscripto. El máximo previsto es de $150.000. Los fondos se acreditarán en la tarjeta de crédito indicada en tres desembolsos sucesivos e idénticos. Los créditos contarán con un período de gracia de 6 meses”, indica en la página del organismo nacional. 

“Entre los requisitos se encuentra tener una cantidad relevante de trabajadores y trabajadoras contagiadas por el Covid-19 o en aislamiento obligatorio o con dispensa laboral por estar en grupo de riesgo u obligaciones de cuidado familiar relacionadas a la pandemia. Pero, además, mostrar una marcada disminución en la facturación con posterioridad al 12 de marzo de 2020. El IFE es exclusión y no se puede ser proveedor del Estado ni tener ingresos de relación de dependencia”, precisó Godoy.

“Hay que destacar que estas resoluciones están pensadas de manera individual, es decir las cooperativas de trabajo no están contempladas para los programas de empresas”, explicaron los especialistas en dicho conversatorio.

Otros créditos en existencia son para el sistema productivo nacional con la Línea 1 a tasa fija del 12%; el destinado a pago de sueldos a tasa fija del 24% (para cooperativas con empleados en relación de dependencia); los créditos BICE para MiPyMEs y una convocatoria para la producción de insumos médicos con impresoras 3D.

Trámites en el INAES y AFIP

En el marco de la charla, se destacó también la importancia de ciertas resoluciones por la crisis tomada por el INAES en cuestiones administrativas que tienen que ver con las entidades cooperativistas. 

“En principio es necesario recordar que el INAES suspendió los plazos procesales primero por los primeros 14 días de la cuarentena, y luego prorrogó la medida. En una tercera resolución, finalmente decidió extender la suspensión de plazos hasta que se normalice la situación por el Covid-19. Esto tiene varias implicancias, porque esta es una época del año muy movida para las cooperativas. Primero, porque se suspendieron los plazos de realización de las asambleas y esto permite prorrogar a las autoridades tanto de dirección como de fiscalización”, señaló Godoy.

“Otra de las medidas es que se les permite a las cooperativas la utilización de los fondos de capacitación y educación para atender urgencias que se dan en el marco de la emergencia sanitaria”, agregó Pedro Navaza.
Sin embargo, ambos aclararon que el INAES sí permite en forma remota realizar el trámite de inscripción de una cooperativa y los trámites a distancia que deba realizar el Consejo de Administración. 

“Sobre la constitución de nuevas cooperativas, hay un trámite vía web que fue previsto: la entidad que se inscriba que debe estar patrocinada por alguna organización y dar cumplimiento con los requisitos de un acta constitutiva y estatuto social. Respecto al curso de capacitación previa, desde el año pasado se permite que el mismo se realice durante el primer año de la creación de la cooperativa”, recordaron. 

Navaza, en tanto, recordó que hay una feria fiscal que rige para la AFIP, lo que se pospuso todos los plazos ante alguna notificación que le haya llegado a las cooperativas. “Pero los vencimientos de impuestos siguen igual”, subrayó. 


“El rumbo es el correcto, pero no alcanza”

El jueves pasado, el Instituto para el Financiamiento de Cooperativas de Trabajo Cooperativa Ltda. (Ificotra), el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) y la Federación de Cooperativa de Trabajo Cooperativas de Trabajo Federadas Sur de Córdoba Ltda. publicaron un documento reclamando la apertura de programas estatales y ser contemplados dentro de las medidas destinadas a las pymes.

En el mismo solicitan la reactivación de todas las líneas del Programa de Trabajo Autogestionado dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y no solo la Línea 1 (de ayuda individual) y piden la “ampliación del techo económico para cada trabajador cooperativo”. También piden al Gobierno de Córdoba, la reactivación del Programa provincial de la Economía Popular que prevé, entre otras cuestiones, la regularización fiscal y contable. 

Consultado al respecto, Pablo Tissera, del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), señaló a La Nueva Mañana: “Consideramos es el rumbo que tomó el Gobierno nacional es correcto. El planteo que realizamos es que no está alcanzando principalmente para las cooperativas de trabajo. Si bien la Línea 1 da un apoyo de $6500 para los trabajadores autogestionados de acuerdo a la Resolución 111 del Ministerio de Trabajo de la Nación, se considera a ese monto es escaso en especial en comparación con el IFE”.

“Un segundo punto es que los decretos de Necesidad y Urgencia del Gobierno apuntan a los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia, pero no a los autogestionados”, dijo. 

“Y un tercer punto es comparativo respecto al Decreto 332, de asistencia productiva del Gobierno nacional, que concibe a los trabajadores en relación de dependencia con apoyos que van desde un monto equivalente a uno y hasta dos Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM). Por lo tanto, no hay una igualdad de criterio para los trabajadores autogestionados en ese aspecto”, explicó.

Según confirmó Tissera, el IMFC ya envió carpetas de cuatro cooperativas cordobesas al Ministerio de Trabajo con el fin de acceder al subsidio mencionado y está a la espera de la documentación de otras 25 entidades más. “La documentación enviada y a enviar en estos días incluyen a unos 550 trabajadores y trabajadoras que vienen principalmente del sur de la provincia”, estimó.

Resumen de las medidas, programas y/o incentivos para cooperativas y Pymes ante la emergencia por la pandemia:

by Weblmdiario on Scribd

× ¿Querés comunicarte con Mystica?