Córdoba increíble: lo tenían que operar de la cadera, pero le reemplazaron la rodilla

El hombre de 72 años se había presentado por un reemplazo de fémur. Se habrían confundido por el apellido.

Un hombre de 72 años pasó por una insólita situación luego de presentarse para que le realizaran una intervención por un recambio en la cadera, pero le terminaran reemplazando la rodilla derecha. El hecho ocurrió en una clínica privada de la ciudad de Córdoba y ahora deberá presentarse nuevamente para que le hagan la operación que correspondía.

Todo podría haberse dado por una confusión con el apellido del damnificado. El hombre se llama Tomás Córdoba y al parecer había otro sujeto de apellido Córdoba que también tenía que ser operado. “Hace casi dos meses estábamos con esto y no sé qué pasó el lunes. Para mí se equivocaron porque tengo entendido que había otro Córdoba y lo buscaron en el sistema y no lo encontraban

Y detalló: “Cuando fueron a operar, el doctor no me daba la cara. El doctor me hizo seña con la mano y cuando subimos al ascensor no me daba la cara y me dice le operamos la rodilla y le dije ‘¿cómo la rodilla si era la cadera?’”.

A todo esto se le suman otros inconvenientes. “Ayer fui yo y me tienen los cd’s y no me los han dado. Encima me dan el pedido para que venga la fisio y no pusieron el domicilio, tengo que reclamar eso”.

Al parecer, el hombre volverá a ser operado el próximo 6 de enero. “Encima me hicieron comprar una cinta y me dijeron que se lo había puesto en la rodilla y ayer cuando le hicieron las curaciones no lo tenía puesto”, se quejó la mujer.

La cinta que tenía el hombre en la muñeca y que indicaba la intervención que debían practicarle.
La cinta que tenía el hombre en la muñeca y que indicaba la intervención que debían practicarle.

Por su parte, el hombre también habló de la situación: ”Estoy bastante dolorido, porque una operación de rodilla es peor que una operación de cadera. Fue con epidural, de la mitad del cuerpo para abajo. Sentía ruido de la amoladora y golpes, pero no vi nada”.

La increíble situación la descubrió minutos más tarde. “Me enteré porque me mandan a radiografía y me dicen ‘¿a que viene? y le digo ¿operación de fémur’ y me dice ‘no usted viene por una operación de rodilla y le digo que ‘no’ y me dice ‘no puede ser’. La chica me sacó la radiografía y me sacó para afuera”, indicó.

Y enfatizó: “De por sí me puedo parar y dar una vueltita, pero una vez que se me pase esto voy a seguir con la cadera. Me dolía un poco la rodilla, pero estaba bien. Mi dolor es en la cadera, no puedo andar con la cadera así. Yo andaba con bastón”.

Cuando la mujer pidió explicaciones al médico, la respuesta la sorprendió: “Le dije doctor qué pasó y me dice que tenía la rodilla mal que había que operarlo primero de ahí y que iba a andar mejor. Le dije que nunca se habló de eso, le traje placas de la cadera”.

Por último, la mujer indicó que realizarán una denuncia formal.