Cuáles serán las medidas para que los exportadores liquiden los dólares

El Banco Central lanzará incentivos de cobertura para exportadores de distintos rubros, como las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y economías del conocimiento.

Cristian Carrillo

El equipo económico tiene ya delineado el trazo grueso del esquema de estímulos para que distintos sectores exportadores liquiden los dólares de sus ventas y se encuentren cubiertos de especulaciones cambiarias. Si bien el puntapié inicial serán los productores agropecuarios, para los cuales se mantendrá el esquema ya anunciado “70/30”, que implica poder colocar un 70 por ciento en un plazo fijo atado a la evolución del dólar y permitir el 30 por ciento restante utilizarlo para acceder a la recompra de billetes verdes, se suman incentivos para los exportadores de distintos rubros, como las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y economías del conocimiento. 

En estos casos se ofrecerá a quienes liquiden, según el plazo de ingreso, poner los pesos a plazo fijo atado al dólar (dólar linked) y a los que pre-financien exportaciones colocar los dólares en cuentas en moneda dura remunerada por una tasa de interés que aún no se definió.

El flamante ministro de Economía, Sergio Massa, anunció dentro del paquete de medidas tendientes a fortalecer las reservas un esquema de “adelanto de exportaciones, con las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, que ingresarán en los próximos 60 días por un total de 5000 millones de dólares”.

En el caso del sector agropecuario, los registros oficiales del ex Ministerio de Agricultura, devenido en Secretaría, dan cuenta de que los productores vendieron el 48,4 por ciento de la cosecha de soja 2021/22 (44 millones de toneladas, lo que representa 11,7 puntos por debajo del promedio del último lustro (60,1 por ciento). Esto representa un retraso en las ventas estimado en 5,1 millones de toneladas. La retención estimada de soja a la fecha equivale aproximadamente a unos 3078 millones de dólares, mientras resta por liquidar unos 14.000 millones.

De ese volumen, Massa se manifestó confiado en el ingreso de unos 5000 millones de dólares, al tiempo que anticipó que se reuniría con los representantes de la Mesa de Enlace agropecuaria, “para sentarnos a trabajar juntos para el desarrollo de ese sector tan potente que integran los productores argentinos”.

Productores y exportadores

El menú que analiza el Gobierno contempla una alternativa para cerealeras distinto al que se extenderá a productores, más beneficiosa para este último. En el caso de las exportadoras, que incluirá a otros sectores de la economía con perfil externo, se les ofrecerá un seguro de cambios.

“El plan de refuerzo de reservas, conversado con las empresas, contempla que las empresas que adelanten la liquidación de exportaciones, van a poder hacer un depósito en dólar linked hasta la fecha de liquidación de esa exportación, mientras que las que obtengan pre-financiamiento, pueden traer los dólares y dejarlos depositados en una cuenta remunerada en el BCRA”, confirmaron a El Destape fuentes del equipo económico.

Este esquema se estuvo discutiendo en los últimos días con el sector y todavía restaría definir la tasa complementaria, que se discutía entre 6 y 8 por ciento anual. Este depósito les permitirá a las cerealeras una mejora en el ingreso percibido sin afectar la recaudación, porque no se tocan las retenciones, ni el tipo de cambio de la economía.

Para los productores se mantiene la cuenta chacarera 70/30, insistió la fuente. El mecanismo permite a los productores que, con los pesos que recibe por la venta de granos con destino a la exportación, adquirir divisas de libre disponibilidad por el 30 por ciento de los fondos obtenidos al precio del dólar ahorro (solidario) y convertir el 70 por ciento restante en un depósito de libre disponibilidad con retribución variable en función de la evolución del tipo de cambio oficial.

El productor queda cubierto respecto a cualquier movimiento del tipo de cambio, lo que destierra la idea de quedarse con granos como reserva de valor. En el caso de la soja, además, obtiene una mejora en el precio por la venta de su cosecha que alcanzaría a 13-15 por ciento, contemplando todas las alternativas que ofrece el nuevo mecanismo de incentivo que lanzó el Banco Central.

La mejora en el precio surge del «rulo» que podrá realizar el chacarero vendiendo en el mercado de dólares financieros, a través del dólar MEP (o Bolsa) ese 30 por ciento que recompró en divisas en el segmento oficial, donde la brecha se ubica en un 100 por ciento (equivalente a unos 140 pesos por unidad).

Con esta medida, el 100 por ciento de su venta queda asegurado contra la posibilidad de una devaluación, porque el 70 por ciento de la venta será actualizada por dólar oficial diariamente en cuenta corriente, sin plazo fijo y a discreción del que quiera hacerlo. A esto se suma un 30 por ciento de dólares en mano.