Cuando los ángeles se visten de azul.

El padre de la niña fue a la Comisaría a pedir auxilio porque se había quedado sin medicación. “No me importaba la plata, quería ayudar” dijo la oficial.

Una oficial de la Policía de Córdoba pagó con su propio dinero el medicamento para el asma que necesitaba una niña de 5 años.

El papá de la nena llegó a la Comisaría 4ª del barrio Villa Rebol el viernes por la noche. Estaba muy preocupado y se presentó al lugar tras haber recorrido distintos hospitales públicos.

La nena, llamada Leonela, sufre ataques de asma y se había quedado sin el medicamento que la ayudaba a controlar la enfermedad.

El hombre, de 38 años, le explicó a los policías que no tenía el dinero suficiente para comprar la medicación y que estaba desesperado por la situación.

La oficial inspectora Gisel Lacomba, que estaba de servicio, decidió regalarle los 500 pesos que necesitaba para adquirir el remedio.

“Estaba desesperado, lloraba, decía que quizá nosotros no lo podíamos ayudar pero no sabía a quién recurrir”, contó la policía.

Gisel relató que el hombre “ofreció entregarnos las llaves de la moto o su reloj para mostrar que su necesidad era cierta”, pero ella le respondió que no le interesaba el dinero, sino que quería ayudar. 

El padre, identificado como Leonardo David Pedrazal, se mostró muy agradecido con la mujer y salió rápidamente del lugar para asistir a su hija.

Horas más tarde, la oficial Lacomba recibió un mensaje en el que Pedrazal le comentaba que la pequeña ya se encontraba mejor.

“Muchas gracias, nunca voy a dejar de agradecerle”, le envió el hombre, quien le contó que trabaja como albañil y se puso a disposición de la oficial para lo que necesite.    

Informe de Fernando Barrionuevo. 

× ¿Querés comunicarte con Mystica?