Cuotas escolares: el ciclo 2022 arranca con aumentos de hasta un 50%

A lo largo del año pasado, los aranceles sufrieron subas en línea con la fuerte inflación del país. Se esperan nuevos incrementos tras el inminente comienzo de las clases.

Joaquín Aguirre

Después del esfuerzo que significó a fines del año pasado afrontar la matrícula con aumentos de alrededor del 50 por ciento, los padres de alumnos de colegios privados se preparan para un año que asoma con fuertes subas en las cuotas.

Si bien los aumentos fueron escalonados, el pago mensual subió alrededor de un 50 por ciento a lo largo de 2021. Según protagonistas del sector, se espera que desde abril la Dirección General de Institutos Privados de Enseñanza (Dipe) autorice nuevos incrementos.

“Señores padres, en virtud de la situación económica por todos conocida, una alta inflación que impacta en los costos de mantenimiento y en los salarios de los docentes, nos vemos en la obligación de aumentar los aranceles…”. Palabras más, palabras menos, ese tipo de comunicados recibieron muchos padres a lo largo del año pasado.

“Nos fueron avisando con comunicados en marzo, julio y noviembre del año pasado. Los aumentos eran de un 15 por ciento más o menos y terminó en un 47 por ciento. A eso se suma una fuerte suba en la matrícula también”, expresó Julieta, mamá de tres alumnos del nivel primario en una escuela privada del Cerro de las Rosas. En marzo pasado, pagaba 3.900 pesos por cada uno y terminó abonando en noviembre 7.500 pesos.

“La cuota subió casi un 40 por ciento. Entendemos que en 2020 casi no subió por la pandemia y las clases virtuales. Pero igual es un porcentaje alto, que supera al aumento de nuestros salarios”, sostuvo María José, mamá de dos alumnos en una institución donde la cuota pasó de nueve mil pesos a 12.500 pesos. “Eso sin contar el horario extendido, que para este año lo estamos pensando”, agregó.

“El aumento fue progresivo –apuntó Leticia, cuyos hijos asisten a un establecimiento en zona norte–. Pero a fin de año fue de un 50 por ciento con respecto a marzo pasado”.

“La cuota debe haber variado un 40 o un 50 por ciento. Eso sí, la matrícula fue el doble que un año atrás”, dijo Gustavo, papá de tres alumnos.

La Voz consultó a padres de alumnos de los colegios La Salle, Instituto María de Nazaret, Monjas Azules, Unidad Educativa Maryland, Nuestra Señora del Valle, del Carmen y Juan Mantovani, entre otros.

Muchos padres ya están advertidos de que habrá aumentos sucesivos a lo largo del año.

“Sabemos que el aumento que va a tener la cuota de marzo no rige hasta julio. En abril, con las paritarias, vuelve a subir”, señaló Carla, una mamá de dos alumnos.

En diciembre, se consignó las fuertes subas en las matrículas para este año. En muchas escuelas se ofrecieron pagarlas en cuotas y hasta con tarjeta de crédito.

CAMBIO DE COLEGIO

Muchas familias no pudieron afrontar los fuertes aumentos en las cuotas y tuvieron que cambiar a sus hijos de colegio.

“No es raro ver estos movimientos de alumnos que pasan de un colegio a otro. Es algo que incluso veíamos antes de la pandemia. Los que pagaban cuotas altas los pasaron a cuotas medias; los de cuotas medias, a cuotas bajas, y muchos que pagaban cuotas bajas pasaron a escuelas públicas”, contó un dirigente del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).

La pandemia fue otro factor que decidió a muchos padres a cambiar a sus hijos de escuela. “Pagaba más de 60 mil pesos de cuota y me tenía que conectar todos los días a Zoom. Prácticamente, les enseñaba yo”, contó Noelia, madre de dos alumnas de 5 y 7 años, quien decidió enviarlas a una escuela en la que abona un 70 por ciento menos de cuota.

TODO SUBE

No sólo aumentaron las cuotas de los colegios, sino también los útiles llegaron este año con aumentos cercanos al 60 por ciento, según libreros consultados.

El transporte escolar también tuvo subas del orden del 20 por ciento. Este lunes, mediante un comunicado, la Cooperativa de Transportes de Córdoba (TEC) lo explicitó: “La medida (de aumentar las tarifas) se encuadra en el contexto de la suba de combustibles y los costos en general del sector. El aumento es acorde con la situación de nuestra comunidad y de nuestros clientes”, reza el texto firmado por el presidente de la entidad, Gonzalo Aliaga.

“Los costos están altísimos y los bolsillos de los padres, flaquísimos. En estos días, tenemos una reunión para consensuar qué estrategia seguiremos. Necesitamos una tarifa que nos permita solventar el sistema, que sea rentable, y que a la vez no nos quedemos sin pasajeros. No sabemos si habrá aumentos escalonados. Antes lo hacíamos en marzo y en julio, pero la inflación sube día a día”, contó Alejandro, un experimentado transportista y miembro de Unión de Transportistas escolares (UTE).