El Ersep aprobó otro ajuste del 6,6% sobre la factura de Epec

La suba se aplica a los usuarios residenciales y se suma al 12 la semana pasada

Las boletas de luz de los clientes residenciales ya son un 19,4% más caras que en febrero. La semana pasada, aumentaron un 12% por el incremento del valor agregado de distribución (VAD) y, a partir ahora, suman un 6,6% más, producto del traslado del ajuste de la energía mayorista por parte del gobierno nacional.

El mecanismo llamado “pass through” fue autorizado por el Ente Regulador de los Servicios Públicos (Ersep) y publicado en el Boletín Oficial de ayer.

El precio estacional de la energía eléctrica mayorista (MEM) subió un 18% desde marzo y se traduce en una variación de los costos de Epec en residenciales en alrededor de un 35%, impactando en el valor final de las boletas, aproximadamente, en un 6,6%.

El incremento impacta en un 8,6% para la categoría General y de Servicios, y entre el 3,7% y el 9,5% para el resto de las categorías sin medición de demanda. Por otra parte, la categoría Grandes Consumos en baja tensión, con demanda menor a 300 kilowatts, sufre una suba del 11,1%.

El aumento pleno por el solapamiento de ambos ajustes se podrá advertir en las boletas que vencerán desde mayo.

En el directorio del Ersep, votaron a favor del aumento el presidente del organismo, Mario Blanco, y los vocales del Hacemos por Córdoba José Luis Scarlatto y Luis Sánchez. En contra se pronunciaron Daniel Juez (Córdoba Cambia), Facundo Cortés (UCR) y Walter Scavino (representante de los usuarios).

La medida de subir el valor de la energía mayorista por parte de la Nación, modificando en forma parcial la resolución 40 de finales de enero, busca bajar el nivel de subsidios, a tono con las exigencias del Fondo Monetario Internacional en materia de ahorro fiscal.

El último aumento de la energía mayorista para clientes residenciales se aplicó en febrero del 2019 y para los usuarios de Epec implicó un traslado del 12,3%.

En el 2020, no se produjo ninguna suba en ese ítem; y en 2021, sólo aumentó para los grandes usuarios, que tuvieron un ajuste del 50% y hoy pagan casi la totalidad de lo que cuesta generar la energía.

En lo que respecta al VAD, en 2021 Epec aplicó aumentos entre enero y mayo que implicaron un incremento del 21,6% en el precio final de la boleta. La suba, aplicada en meses sucesivos, correspondió al periodo entre abril y diciembre del 2020.

El atraso en la actualización de las tarifas a nivel mayorista en el segmento residencial de tres años impactó en las arcas fiscales. Los subsidios energéticos fueron de US$ 4.931.000.000 en 2019 a US$ 6.607.000.000 en 2020 y en el 2021, US$ 9.500.000.000.