El ex policía que asesinó a Pocho Lepratti en 2001 no volverá a ser agente tras el repudio que causó su preselección

El ex policía que en 2001 asesinó al militante popular en un comedor en el barrio Las Flores, intentó volver a ser un agente de seguridad, a pesar de que lo echaron de la fuerza y fue condenado a 14 años por el crimen ocurrido en la represión contra la protesta que acabó con el gobierno de De la Rúa. Avanzó en el proceso de selección, pero la reacción social lo frenó.

El ex policía de Santa Fe Esteban “Tiki” Velázquez, quien el 19 de diciembre de 2001 asesinó a sangre fría al militante popular Claudio “Pocho” Lepratti en un comedor para chicos del barrio Las Flores, al sudoeste de Rosario, logró avanzar en su intención de volver a ser un agente del Estado en funciones de control a pesar de que fue echado de la fuerza de seguridad y condenado a 14 años de prisión por aquel crimen cometido en la represión policial contra el estallido social que acabó con el gobierno de Fernando De la Rúa.

Gracias a la contundente reacción social, la postulación y el avance del ex policía homicida en el proceso de selección para integrar la Guardia Urbana Municipal de Arroyo Seco fracasó y su nombre ya no figura en la nómina de preseleccionados.

Apenas trascendió que el asesino del militante social entrerriano estaba postulado para integrar la GUM de Arroyo Seco, organismos y militantes de derechos humanos de todo el país repudiaron que Velázquez hubiera sido preseleccionado luego de inscribirse para integrar esa dependencia vinculada a la seguridad ciudadana.

Tal como informó Página 12, si bien el municipio de esa localidad ubicada al sur de Rosario no hizo una declaración pública, el nombre de Velázquez ya no figura en la nómina de los cinco que fueron elegidos para formar parte de la fuerza de seguridad ciudadana.

“No es la primera vez que familiares de las víctimas de la represión estatal de diciembre de 2001 enfrentamos hechos nefastos y dolorosos”, dijo su hermana Celeste Lepratti al mismo medio, y cuestionó cómo se manejó la situación desde el Estado al agregar que “era una posibilidad muy cercana porque además de participar en el concurso público fue preseleccionado”.

En ese sentido, la ex concejala rosarina cuestionó: “¿El Estado qué elementos tiene en cuenta para la selección del personal que tendrá a cargo tareas vinculadas a la seguridad y la convivencia urbana? ¿Puede alguien que quedó inhabilitado por la justicia para ejercer funciones dentro de la fuerza policial provincial por cometer un homicidio agravado por su carácter de agente desempeñar un cargo en la Gum? ¿Velázquez responde al perfil q se requiere para ingresar en ese organismo Municipal?”.

Velázquez había sido condenado a 14 años de prisión por el homicidio de “Pocho Hormiga”, como le decían, durante la represión a la rebelión popular de 2001. El militante estaba sobre el techo de un comedor popular gritando “paren de tirar, acá hay pibes comiendo”. Velázquez le disparó con una escopeta cargada con plomo en la garganta.

Lyego, salió en libertad condicional en 2011, a pesar de que la fiscal Elida Rivoira en su momento solicitó 18 años de prisión y la inhabilitación absoluta para ejercer cargos públicos. Sin embargo, según La Capital esa sanción accesoria no se incluyó en el fallo.

Tras la repercusión del caso, a nivel local y con el detalle de las aspiraciones del ex agente publicadas por Rosario12, el presidente del Concejo Municipal, Luciano Crosio, rompió el silencio al sostener que fue “un error” admitir la participación de Velázquez ya que hay una ordenanza que lo prohíbe, y por eso el edil no dudó en señalar que Velázquez nunca debió haber superado la etapa de presentación de antecedentes, según publicó el portal digital de noticias Ojo de Prensa. 

× ¿Querés comunicarte con Mystica?