El Gobierno estira el efecto Pichetto pero no cree que se sumen más peronistas

Apuesta a que ponga en marcha “negociaciones subterráneas”

Cada vez son más funcionarios los que en el Gobierno nacional celebran la incorporación del senador del PJ Miguel Ángel Pichetto a la coalición gobernante, aún cuando muy pocos creen que su arribo se traducirá en una mayor llegada de dirigentes peronistas al armado electoral.

La participación de ayer del legislador rionegrino en la reunión de Gabinete en el Salón de los Científicos lejos de generar incomodidad entre los ministros, provocó entusiasmo y renovó la dinámica de esos encuentros. Cada uno de los funcionarios tendrá en los próximos días un encuentro mano a mano con el candidato a vice presidente de Juntos por el Cambio para ponerlo al tanto de la situación de cada ministerio.

“No sólo estamos exultantes, sino también mucho mejor parados que la semana pasada”, confesó una fuente de la Casa Rosada. Para el ala más política del oficialismo, la llegada de Pichetto plantea la posibilidad de “brindar más certezas a los mercados pero también la oportunidad de profesionalizar mucho más a este gobierno”.

En Balcarce 50 esperan que durante la campaña electoral Pichetto se encargue del diálogo con los gobernadores peronistas, aunque muchos de ellos ya expresaron su apoyo a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández. El objetivo no es tanto que sume a mandatarios provinciales a la alianza oficialista, sino que lleve adelante “negociaciones subterráneas” para alcanzar algunos acuerdos para las elecciones generales y un eventual balotaje.

El candidato a vice debutó en el Gabinete y se reunirá por separado con cada ministro

Desde la administración central prefieren ser cautelosos con el uso de la boleta corta para sumar votos. Si bien Misiones, Córdoba, Río Negro y Neuquén harán uso de esa herramienta en los comicios próximos -algo que varios consideran podría favorecer al presidente Mauricio Macri-, fuentes gubernamentales explicaron a BAE Negocios que en algunos de esos distritos la intención de votos a Fernández y al jefe de Estado “está pareja”, mientras que en la provincia que gobierna Alberto Weretilneck, el kirchnerismo es favorito.

Por lo pronto, en el Poder Ejecutivo nacional festejan que los frentes que conducen los gobernadores Juan Schiaretti, de Córdoba; Hugo Passalacqua, de Misiones; Omar Gutiérrez, de Neuquén; y Weretilneck resolvieran no adherir a ningún candidato a presidente. Será tarea de Pichetto conseguir que la mayor cantidad de estos mandatarios provinciales bajen la orden de acompañar al binomio de Juntos por el Cambio.

Aún cuando admiten que a partir del pase del senador peronista a las filas del oficialismo empezaron a recibir un número importante de llamados de intendentes del PJ, en la alianza gobernante son prudentes sobre el desembarco de otros referentes justicialistas, a la vez que sostienen que “las chances son bastante mayores” que cuando el espacio de PRO, laUCR y la Coalición Cívica se jactaba de ser la contracara del peronismo.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?