El PJ apura los tiempos y sale al interior a instalar la candidatura de Martín Llaryora

No se oficializará la postulación del intendente capitalino, pero el oficialismo no quiere dejarle el terreno libre a la oposición.

Julián Cañas

El gobernador Juan Schiaretti sostiene en público que no es momento de hablar de candidaturas; sin embargo, en el PJ cordobés se aceleraron los tiempos y el aceitado aparato del partido oficial comenzó a moverse para impulsar en el interior la candidatura a gobernador de Martín Llaryora.

El 11 de julio pasado, pocas horas después de volver de los Estados Unidos, Schiaretti y Llaryora mantuvieron una reunión reservada.

En ese encuentro acordaron una estrategia para que el intendente capitalino saliera “a caminar” el interior, como informó La Voz en su momento. El plan no es hacerlo como candidato oficializado, pero sí mostrarse en aquellos lugares alejados de la Capital, en los cuales Llaryora aún mantiene más del 20% de desconocimiento.

En aquella charla a solas, también decidieron que había terminado la etapa de las juntas promotoras y que la estructura del PJ provincial debía comenzar a movilizarse.

Ningún oficialista lo va a reconocer, pero las juntas promotoras habían generado una grieta entre las autoridades partidarias y los dirigentes que habían quedado fuera de la estructura en los departamentos, en los cuales se habían acordado listas de unidad para la interna que se concretó el 27 de marzo pasado.

Se conformó una “mesa de trabajo” que comenzará a manejar la agenda de Llaryora al interior, encabezada por el ministro de Vinculación Ciudadana de la provincia, Paulo Cassinerio, un funcionario muy cercano al gobernador. También la integran el diputado nacional Ignacio García Aresca, del riñón de Llaryora, y los ministros más políticos del gabinete, como Facundo Torres (Gobierno) y Juan Carlos Massei (Desarrollo Social). También se sumarán funcionarios municipales capitalinos.

“La decisión de conformar esta mesa de trabajo tiene como objetivo no dejar dudas de que detrás de la candidatura de Martín (Llaryora) está la estructura del PJ que lidera el gobernador. Las juntas promotoras cumplieron una etapa, porque no estaba claro a quién respondían. Las decisiones de campaña vendrán de arriba hacia abajo, y no al revés”, remarcó un funcionario schiarettista.

Desde el Palacio Municipal coincidieron en que ahora arranca una nueva etapa, con mayor protagonismo de Llaryora en el interior, aunque sin oficializar su candidatura.

“La prioridad de Llaryora sigue siendo la gestión municipal en la Capital, donde tiene una imagen positiva muy consolidada. Pero, creemos que es el momento de comenzar a construir en el interior, con un fuerte aporte de los intendentes, legisladores provinciales y referentes partidarios de cada lugar”, agregó un hombre del intendente capitalino.

LA VOZ DE ALEJANDRA VIGO

Si hacía falta una voz oficialista con peso específico para poner en marcha el aparato del PJ fue la de la senadora Alejandra Vigo, quien el fin de semana pasado enfatizó en un encuentro en Sinsacate: “Llaryora será el próximo gobernador”.

Para todos los peronistas, detrás de la opinión de la senadora está la decisión de Schiaretti de comenzar a jugar fuerte en favor del intendente capitalino.

Esta etapa de campaña de Llaryora en el interior, “sin que se note demasiado”, para no generar ruido en la Capital, busca contrarrestar las visitas que los opositores Luis Juez y Rodrigo de Loredo vienen haciendo en toda la provincia.

“No estamos preocupados, pero tampoco hay que dejarles la cancha libre a los opositores. Se está instalando en los medios que, si Juntos por el Cambio no se divide, es competitivo. El PJ va a demostrar que ganará en cualquier escenario”, se envalentonó un llaryorista puro, sin admitir lo que dicen muchas encuestas, que marcan que el PJ es favorito para retener el poder, pero no tiene garantizado el triunfo en un escenario de crisis económica que complica a todos los oficialismos.

WP Radio
WP Radio
DESCONECTADO EN VIVO