En soledad, HpC sancionó el nuevo régimen previsional

Con duras críticas de la oposición al tratamiento exprés, el oficialismo convirtió en ley el proyecto de para fortalecer la solidaridad y sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones. De la bancada mayoritaria, 46 votaron a favor, dos en contra y tres se abstuvieron.

Por Yanina Soria

Una gran catarsis colectiva para la oposición. En eso se convirtió la sesión legislativa virtual de ayer, absolutamente inocua para un oficialismo que -sin sonrojarse- hizo sentir el peso del poder absoluto que concentra. Horas antes de la reunión parlamentaria, el proyecto de ley para fortalecer la solidaridad y sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones ya era un hecho.

El factor sorpresa con el que Hacemos por Córdoba (HpC) consumó su jugada política que dejó sin margen de acción al resto de las bancadas, también rigió para los propios. La mayoría de los parlamentarios que componen el bloque que dirige Francisco Fortuna, no conoció el texto hasta casi el mediodía de ayer, apenas unas horas antes de que comenzara el debate que combinó la presencia física de las autoridades de la Cámara y los respectivos bloques en el recinto, y el resto acompañó de manera virtual. Nota al pie: una sesión que, en algunos momentos, registró serios problemas con el audio.

Lo cierto es que el martes a la noche, los oficialistas fueron convocados por las autoridades del bloque a una reunión presencial con carácter de urgente en las instalaciones del flamante edificio legislativo. Allí se les adelantó algo de lo que luego vendría, pero no se ofrecieron mayores precisiones sobre el alcance de la iniciativa que horas después se trataría sobre tablas en el recinto. Y que incomodaría a más de uno dentro del propio oficialismo.

Si bien al gobierno de Juan Schiaretti le sobran voluntades en la Legislatura (HpC cuenta con 51 de las 70 banas) el peronismo quería sacar el polémico proyecto con la mayor cantidad de votos propios posibles. Aunque dentro del espacio mayoritario el alcance de la iniciativa y la forma en que se presentó generaron caras largas, la realidad es que no hubo margen político para que el brazo legislativo que responde al Centro Cívico, no acompañara la medida. Sobre todo, cuando hacia adentro se dejó en claro que la jugada ya contaba con el visado previo de la Nación.

Lo que sí era de esperar que el cupo ocupado por representantes del sindicalismo cordobés dentro de HpC, se manifestara en contra, como ya ocurrió en otras situaciones similares. En el poroteo inicial que hicieron en el Panal estuvo contemplado que tanto el legislador y secretario general del SEP y de la CGT Regional Córdoba, José Pihen, como Sara García, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet), votaran en contra.

Lo cierto es que, después de varias horas de exposiciones y sin intercambios de ideas (excepto un cruce ya sobre el final entre Pihen y el legislador de Encuentro Vecinal Aurelio García), el oficialismo sancionó en soledad y de manera exprés la ley que modifica el régimen de jubilaciones y pensiones de Córdoba.

Salió con 46 votos afirmativos de HpC, tres abstenciones de los socios de la alianza (Matías Chamorro por el Socialismo; Doris Mansilla del GEN y Juan Carlos Castro, FE), nueve ausentes y 12 votos negativos.

Durante la sesión, la crítica generalizada de la oposición poco tuvo que ver con el fondo de la cuestión que, entre otras cosas, modifica el cálculo del haber inicial, difiere los aumentos jubilatorios, modifica la edad jubilatoria para magistrados y la armoniza a con la Nación, y paga pensiones al 70%. Sino más, todas fueron objeciones a la forma y a lo que consideraron un “aprovechamiento” de la cuarentena para impulsar la modificación al régimen jubilatorio y de pensiones en Córdoba. “Avasallamiento”, “día gris para la democracia institucional de Córdoba”, “atropello”, “mamarracho”, fueron apenas algunos de los adjetivos con que los bloques de la UCR, Juntos por el Cambio, la Coalición Cívica-ARI, Encuentro Vecinal, el MST – Nueva Izquierda, y el FIT, describieron el proceder del oficialismo y el Ejecutivo provincial. Todos coincidieron que fue imposible revisar y analizar las 33 páginas en el lapso de una hora entre que recibieron el texto por mail y el inicio de la sesión.

“Se trata de un avasallamiento institucional pocas veces visto. Un accionar antidemocrático que violenta las normativas vigentes y el espíritu republicano de gobierno. Los legisladores apenas hemos podido acceder al texto del proyecto una hora antes del inicio de la sesión parlamentaria, pero el oficialismo ha coordinado su estrategia meticulosamente, manipulando y anteponiendo como excusa la delicada situación que vivimos para evitar el normal funcionamiento del cuerpo legislativo”, reza el comunicado firmado conjuntamente por Juntos por el Cambio, la Unión Cívica Radical, Encuentro Vecinal Córdoba y la Coalición Cívica ARI.

En tanto, el schiarettismo justificó la premura y el contenido de la iniciativa en el déficit estructural de la Caja estimado para este año ronda los 35.500 millones de pesos.

“La Nación, en el marco de la actual crisis, cubriría menos de un tercio de ese desequilibrio. Los mayores aportes y contribuciones que se aplican en Córdoba a los activos generan unos $14.700 millones. Es decir que, con los ingresos previstos, solo se podría cubrir el 88% de las erogaciones. El objetivo es que con las medidas contempladas en el proyecto de ley, el rojo previsional se reduzca en unos $6.500 millones. De esta manera, el remante se reduce a unos $3.500 millones que podrá ser cubierto desde el Tesoro Provincial. Además, los cambios en la legislación contribuirán a abordar los enormes desafíos que plantea la tendencia al empeoramiento en los parámetros de sostenibilidad que proyecta el estudio actuarial de la Caja”, se informó desde el Centro Cívico.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?