Fallido traspaso de la planta SanCor Morteros

Lo que estaba en papeles, en la realidad no ocurrió. Adecoagro no desembarca aún en la ciudad del este cordobés porque persisten inhibiciones de la AFIP sobre bienes de la cooperativa láctea. Mientras tanto, trabajadores y la ciudad esperan nuevos dueños

Por Javier De PascualeTodos los medios nacionales y locales lo anunciaron y en la ciudad de Morteros todos esperaban el viernes la llegada de los nuevos dueños en la histórica planta que la cooperativa láctea SanCor tiene en la localidad del este cordobés. Sin embargo, nada sucedió y lo que había comenzado horas antes como una operación de prensa rápidamente se transformó en un escándalo interempresarial que tiene en vilo a los empleados cordobeses de SanCor y a todo el pueblo.


“No es veraz esa información. No hay cierre aún” con SanCor, afirmaban el viernes por mensaje de whatsapp desde la multinacional Adecoagro ante la consulta periodística. Luego explicarían que “nadie en su sano juicio va a liberar los dólares comprometidos sin la correspondiente contraprestación, que sería la transferencia de activos”, lo cual hasta la semana pasada era imposible porque siguen rigiendo sobre SanCor inhibiciones de Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) sobre sus bienes, que incluyen la planta de Morteros, tanto como la de Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires. Ambas debían pasar a manos de Adecoagro el 1 de febrero, según un compromiso firmado por ambas compañías en septiembre pasado, aunque todo sigue aún “en veremos” y al menos la planta de Chivilcoy presenta signos de abandono (le cortaron la luz por falta de pago).


De modo que Adecoagro negó la especie que había sido difundida desde Sunchales, sede central de la cooperativa, la que hoy aparece como una fake new “o una informacion que necesita adelantar una operación que se va a concretar, en otros tiempos”, aseguran observadores especializados del mercado lácteo.“La AFIP y los juzgados no trabajan en enero”, explica DairyCorp. “El principal escollo que encuentran estas operaciones (no sólo la de Adecoagro, tambien la de ARSA, la sociedad anónima creada por SanCor para compartir capitalizaciones privadas) es la demora de la AFIP en la autorización del maná del cielo” que esperan en SanCor que “es el aval al llamado Plan de Regularizacion de Impuestos”.


Este negocio se va a concretar, aseguran, “cuando las condiciones jurídicas estén listas para concretarse. Hasta el viernes, estas condiciones no estaban (el levantamiento de las inhibiciones que Sancor posee y que le impiden la operacion)”.En rigor, ambas companías dan por descontado que el negocio (la transferencia de las dos plantas) va a llegar a buen término. “Los hechos del último mes de enero lo confirman. ARSA ya fue informada de que el día 15/2 debería comenzar a recibir el inmueble que se está negociando”, advierten.Por su lado, se supo que Adecoagro esta informando a distintas cadenas comerciales que en los próximos meses estaría con leche UAT disponible para comenzar su comercialización. Esta leche no sólo incluiría las marcas compradas a Sancor, Angelita y Las Tres Niñas, sino tambien que avanzarían con una tercera marca.Adecoagro comprometió el pago de 45 millones de dólares por ambas plantas, Chivilcoy y Morteros. Se trata de establecimientos con altísimas calificaciones de calidad donde se desempeñan alrededor de 300 trabajadores.El dinero de la operación será utilizado para saldar el Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE), que la Justicia de Santa Fe homologó en diciembre pasado y que tiene un plazo de 60 días para hacerse efectivo. De allí el interés máximo de SanCor por efectivizar las transferencias.


Fuente: Comercio y Justicia