Intensifican controles en el primer día de aislamiento en la Provincia

Durante este sábado inició el aislamiento en Córdoba con refuerzo general en los controles policiales 

Importantes operativos de control se desplegaron este sábado en todos los municipios para garantizar el estricto cumplimiento del DNU nacional, al que nuestra provincia adhirió, el cual establece restricciones a la circulación y actividades sociales hasta el 30 de mayo.

Efectivos policiales y autoridades municipales establecieron puestos de control en accesos a localidades y en zonas de alta aglomeración. En la ciudad, fueron interceptados nueve puentes y en los demás accesos al Centro se montaron controles policiales.

Durante la jornada se observó escaso movimiento en el centro urbano y alrededores de la capital, donde según el Ministro de Gobierno, Facundo Torres, se desplegaron más de 16.000 efectivos policiales en los principales accesos de la ciudad y provincia.

“Sólo está autorizada la circulación de personas que realizan actividades esenciales”, para quienes  se exige el Certificado Único para Circular que se tramita por intermedio de la aplicación Cuidar, según manifestó a la prensa.

En la zona del centro y microcentro prácticamente no hubo movimiento debido al cierre de los comercios. Sin embargo, durante la mañana fue reportado que algunos locales comerciales resolvieron abrir aunque luego fueron disuadidos por los inspectores municipales con la amenaza de aplicarles multas si no cerraban los negocios.

Asimismo, la Policia provincial detectó una decena de eventos clandestinos en la ciudad, donde se labraron las actuaciones correspondientes por infracciones al Código Penal y al Código de Convivencia Ciudadana.

El caso más notorio fue en el interior, en la ciudad de Río Cuarto, dónde las fuerzas de seguridad intervinieron esta madrugada una fiesta clandestina con más de 300 participantes en barrio Alberdi, y se detuvo a una mujer de 40 años que sería responsable de organizar el evento ilegal.

La sospechosa quedó a disposición de la Justicia por supuesta infracción del artículo 205 del Código Penal que reprime con prisión de seis meses a dos años, «al que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia».