Kicillof puso frente a frente a Berni y Frederic y liquidaron las diferencias: “Situación superada”

Tras la tensión que incluso llevó a la intervención de Alberto Fernández, el gobernador de la provincia de Buenos Aires encabezó un encuentro con la ministra de Seguridad nacional y su par bonaerense, para bajar el tono de la disputa entre ambos funcionarios por las fuerzas federales en el territorio bonaerense. Mirá qué dijeron.

Finalmente y tras el encuentro con Alberto Fernández de este mediodía, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, puso frente a frente a la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, y su par bonaerense, Sergio Berni, para bajar el tono al cruce que tuvieron y liquidar las diferencias entorno a la presencia de las fuerzas federales en territorio bonaerense. 

La reunión fue encabezada esta tarde en La Plata por Kicillof, y contó con la presencia de Frederic, funcionaria del Presidente, y Berni, el hombre a cargo de la seguridad en la Provincia. 

Durante el encuentro, según informó el gobierno provincial, “se avanzó en la implementación de una mesa operativa conjunta de coordinación que permitirá conocer la magnitud del despliegue de las fuerzas federales en la Provincia”. Es decir, el objetivo de la cumbre fue acabar con las quejas de Berni acerca del exceso de “burocracia” en su diálogo con Seguridad a nivel nacional, que lo llevó a pedir que saquen a esos agentes del territorio bonaerense.

“Así, el gobierno bonaerense podrá contar con información sobre los efectivos que se desempeñan en su territorio para facilitar la articulación con las fuerzas provinciales”, comunicaron.

“Nuestro objetivo es llevar tranquilidad a los y las bonaerenses y para eso estamos trabajando junto a la Nación en materia de seguridad, como en cada una de las áreas de gobierno”, aseguró Kicillof, según señalaron desde el Ejecutivo bonaerense.

En ese marco, Berni afirmó: “Fue una reunión exitosa, lo que veníamos solicitando al Ministerio de Seguridad de la Nación era coordinar la actividad de prevención y seguridad ciudadana con las fuerzas de seguridad federales”, y agregó que están “avanzando en generar las condiciones para que los 6.500 efectivos federales puedan trabajar de manera articulada con los efectivos de la provincia”.

Ayer se hizo pública una carta que Berni le envió a Frederic en la cual le pedía el retiro de los efectivos de las fuerzas federales de la provincia de Buenos Aires con el argumento de que su presencia “sin una conducción clara no solo resulta estéril, sino que agrava y complejiza la operatividad diaria de los elementos policiales provinciales”. Hablaba de 1.000 efectivos de Prefectura, unos 1.900 de la Policía Federal, 2.900 de la Gendarmería y 900 de Prefectura.

“Ante la escalada delictiva que sufre esta provincia en los últimos meses, la única respuesta recibida hasta ahora es más burocracia”, lamentó Berni.

Sus dichos causaron malestar en la Casa Rosada, lo que derivó en que hoy se reunieran Fernández y Kicillof para intentar calmar las aguas entre ambos ministerios. Primero hablaron el lunes por teléfono, en donde ambos decidieron mantener los acuerdos de seguridad y le bajaron el tono a la disputa.

Hoy, en una entrevista con Radio La Red antes del encuentro con Frederic, Berni aseguró que no se trata de una disputa de carácter personal y dijo que se trata de una situación “que ya ha sido superada”.

En esa línea, se mostró optimista de poder generar “las condiciones mínimas para que los efectivos federales puedan actuar coordinadamente” en la reunión que mantendrán esta tarde.

“Yo soy de los que siempre miran para adelante”, afirmó el ministro, y señaló que a pesar de las diferencias ideológicas que lo separan de Horacio Rodríguez Larreta, siempre han podido “trabajar juntos”.

Sin embargo, sí se encargó de remarcar que la carta había sido enviada a la ministra “de manera personal” y no ocultó su malestar por la filtración mediática de la misma. “Cada uno se hará responsable de los motivos”, deslizó.

Ante la insistencia de los periodistas, Berni repitió que no se peleó “con nadie” y pidió no buscarle “el pelo al huevo”. “El Gobierno no es una club de amigos, es representar intereses y ponerse de acuerdo en políticas públicas”, dijo algo molesto.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?