La Justicia Federal condenó a perpetua a ocho represores de la última dictadura

El Tof1 dictó la sentencia en la causa Diedrichs. En su veredicto, afirmó que se trató de “un plan sistemático de desaparición de personas”

El Tribunal Oral Criminal Federal número 1 de Córdoba (Tof1) condenó ayer a ocho represores a prisión perpetua e inhabilitación absoluta y perpetua a los acusados de perpetrar en total 45 hechos de detenciones y torturas, delitos de privación ilegítima de la libertad y desaparición forzada de las personas durante la última dictadura cívico-militar. De esos casos, nueve víctimas sobrevivieron. La lectura de los fundamentos de la sentencia se llevará a cabo el próximo 22 de marzo, desde las 12.

Pasadas las 15 de la víspera, el tribunal integrado por Carolina Prado, Jaime Díaz Gavier y Julián Falcucci, comunicó el veredicto de la causa Diedrichs a quien condenó a prisión perpetua por privación ilegítima de la libertad calificada por tratarse de un funcionario público (4 hechos), imposición de tormentos (21 hechos), homicidio doblemente calificado y desaparición forzada (45 hechos). Luis Gustavo Diedrichs, uno de los principales imputados y que revestía rango de capitán durante la última dictadura, siguió el juicio desde su domicilio en San Javier (Traslasierra) donde cumple prisión domiciliaria y lugar en el que fue declarado persona no grata.

Los organismos de derechos humanos piden que cumpla su condena en prisión. Asimismo, fueron condenados a perpetua los ex militares Héctor Vergez, Ernesto Barreiro, Carlos Díaz, Jorge Acosta y Arnoldo José López, Emilio Morard y Ricardo Lardone. En cambio, los represores Miguel Ángel Gómez, Yamil Jabour, Alberto Lucero, Juan Eduardo Molina y Carlos Yanicelli, fueron condenados a 18 años de prisión e inhabilitación absoluta y perpetua. Además, Fernando Rocha fue condenado a 4 años de prisión e inhabilitación por 8 años. Mientras que fueron absueltos Arturo Emilio Grandinetti y Carlos Horacio Meira. Sobre el propio Diedrichs ya pesaba una condena a cadena perpetua.

El otro principal acusado en la segunda causa es José Hugo Herrera, una causa que se unificó a la de Diedrichs. Por su parte, Diedrichs no hizo uso de la palabra, al igual que varios de los imputados que desde el penal de Bouwer y de la Unidad Penitenciaria número 34 siguieron la audiencia que se inició a las 11. Los únicos que se dirigieron al tribunal fueron Miguel Ángel Gómez, Yamil Jabour, Emilio Morard, Alberto Lucero, Arnoldo José López y Ricardo Lardone. De los 33 acusados de las dos causas que se unificaron sólo hubo ayer 16 presentes, ya que por una larga serie de factores y dilaciones determinaron que buena parte de sus acusados se murieran o estuvieran en una condición de salud que no les permitía afrontar un juicio.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?