Para la Nación, los datos del Indec sobre pobreza son incompletos

El viceministro de Desarrollo Social de la Nación, Gabriel Castelli, avaló la idea de una medición provincial más compleja. Sugirió relevar también el acceso a la salud, a la educación pública y a la infraestructura.

La Nación avala la idea de la Provincia de Córdoba de hacer su propia medición de la pobreza y de que considere tanto los aportes que hace a través de sus programas sociales como el acceso a la salud, la educación pública de calidad y las deficiencias de infraestructura, entre otros aspectos que contribuyan a una visión multidimensional del problema.

“Definir que una familia no es pobre porque supera la línea de 14 mil pesos de ingreso es simplificar la pobreza, que debemos entender como desigualdad, no tener el mismo nivel de acceso ni de oportunidades”, entiende el secretario de Coordinación y Monitoreo Institucional del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Gabriel Castelli.

–La Provincia afirma que el da­to del Indec sobre pobreza es exagerado porque no contem­pla los aportes que hace con sus programas sociales. Es por eso que anunció que hará su propia medición. ¿Cómo entienden esto desde la Nación?

–Lo comparto plenamente. Y también digo que seguir pensando que una familia está fuera de la línea de pobreza porque esta por encima de un ingreso de 14 mil pesos, sin considerar la infraestructura del barrio donde vive, el nivel de la vivienda, el acceso a la salud y a la educación, es ignorar el aspecto multidimensional que tiene el fenómeno.“La desigualdad es la que más ha subido y es la más difícil de solucionar; 30 años atrás se subían los ingresos y alcanzaba para salir de la pobreza. Hoy son necesarias inversiones a largo plazo en educación, salud, infraestructura. No va a dejar de ser pobre el que tiene que esperar seis meses que lo atiendan en un hospital, el que tiene un trabajo informal, el que no tiene acceso a educación pública de calidad, el acceso a la Justicia en tiempo y forma, que un juicio por una indemnización laboral no le lleve cinco años a un tipo cuando gente con más recursos consigue resultados con mucho mayor celeridad”, enumeró Castelli, quien antes de ser funcionario fue director de Cáritas.

Desde la Nación no cuestionan el dato del Indec, pero sugieren que en la última década puede haberse deteriorado la situación social en Córdoba “debido a que por el mal vínculo con el gobierno nacional de entonces no tenía ningún programa de asistencia”. Castelli aseguró que eso terminó y que todos los programas de la Nación ya llegan a la provincia.

“Tenemos una muy buena relación. Ya incorporamos a Córdoba a la tarjeta de alimentos, que cofinanciamos con la Provincia, y que tiene ya casi 70 mil beneficiarios”, puntualizó. También aseguró que llegaron aportes para huertas comunitarias y financiamiento de comedores (unos 35, apenas, reciben dinero de la Nación). Y para algunas líneas de apoyo a emprendedores, como el Creer y Crear, por 11 millones de pesos.

La decisión de tener un dato propio

La Provincia decidió medir la pobreza con un instrumento propio. La oposición, liderada por Cambiemos, acusó a Schiaretti de querer esconder la realidad. En este contexto, las palabras del viceministro nacional dejan a contrapierna a todos.

40% es la proporción de pobres que estimó el Indec para el tercer trimestre del año pasado. La Provincia consideró al dato exagerado e incompleto. Córdoba quedó ubicada como uno de los distritos con mayor cantidad de pobres en el país. En una re elaboración de estos datos, el Cippes estimó que el 55 por ciento de los niños en Córdoba viven en la pobreza.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?