La oscura historia de Clarín

Clarín fue fundado por un hombre que odió profundamente a Hipólito Yrigoyen, que apoyó fervientemente el golpe de Uriburu, que integró el Partido Socialista Independiente del que formó parte Federico Pinedo (el papá del presidente mas breve de la historia argentina)

El que apoyó el Pacto Roca–Runciman y fue ministro de gobierno del nazi/fascista Fresco cuando este era gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Desde su cargo Roberto Noble respaldó la prohibición del Partido Comunista y la clausura de las escuelas obreras judías en todo el territorio bonaerense.

El fundador de Clarín, exponente de la Década Infame, no hizo ningún esfuerzo para ocultar su antisemitismo. El mismo Fresco tuvo que pedirle la renuncia a pedido del presidente Ortiz en 1939 por malversación de fondos públicos y fraude electoral.

El muchacho superó a los propios conservadores en cuestiones de corrupción y fraude. ¿Una joyita Robertito no? Clarín salió a la calle por primera vez el 28/08/1945. El diario tenía un formato tabloide y no de “doble sábana” como sus competidores Crítica y La Nación que estaban destinados a un público de mayor poder adquisitivo.

Clarín apuntó a un sector de profesionales y empleados jerárquicos. El diario buscó conquistar a la clase media. Gracias a una fuerte, sólida y ágil cadena de distribución, además de un precio muy competitivo, el nuevo diario tuvo mucho éxito.

Costaba la mitad que La Nación y La Prensa. Luego del golpe que derrocó al General Perón, Noble y su pasquín mostraron los dientes por primera vez. El 23/09/1955 Clarín publicó en tapa: “Es Total la Tranquilidad en el País” y abajo, en letras más grandes, “El General Lonardi Jurará Mañana como Presidente de la República”. Clarín siempre creció en épocas dictatoriales y en procesos de muy baja intensidad democrática como el menemato o el macrismo. Pero su principal despegue se dió después del 24/03/1976.

Durante el peor genocidio de nuestra historia robaron, junto a La Nación y La Razón, la empresa Papel Prensa valiéndose del secuestro y la tortura. Dicha “adquisición” le aseguró uno de los dos insumos básicos para expandirse, el papel (el otro es la tinta). Clarín es autorizado por la Junta Militar en 1982 para que pusiera en marcha la Agencia DyN. A cambio de los incontables beneficios que los militares le otorgaron, Clarín se convirtió en uno de los principales ministerios de propaganda de la última dictadura militar genocida.

Con la vuelta de la democracia en 1983 y el ascenso de Raúl Alfonsín, Clarín pretendió que se altere el artículo 45 del Decreto Ley de Radiodifusión 22.285 de la dictadura que prohibía a los diarios ser propietarios de canales.

Ante la negativa de Alfonsín, el diario responde con un constante critica hacia su gobierno. Gracias a ese “periodismo de guerra” Alfonsín se vió forzado a dejar el gobierno 5 meses antes de cumplir su mandato. Héctor Horacio Magnetto fue el que rajó a Don Ricardo de la Rosada.

Cuando Menem llegó al poder en 1989 eliminó el Artículo 45 del Decreto/Ley 22.285 y en 1990 Clarín adquiere Canal 13 y Radio Mitre, nacía el grupo hegemónico. En 1991, compra parte de los derechos para transmitir el fútbol en 1992 se queda con Multicanal y lo expande (luego comprará Cablevisión y fundará Direct TV).

En 1995 lanza Artear y comienza producir películas. En 1997 crea la empresa CIMECO y junto a La Nación adquieren La Voz del Interior (Córdoba) y Los Andes (Mendoza).

Duhalde lanzó la pesificación asimétrica para beneficiar a los grandes grupos económicos que tenían grandes deudas en dólares, entre ellos el Grupo Clarín. El grupo le devolvió al “zabeca” de Banfield el favor intentando ocultar el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Clarín tituló: “La Crisis causó dos nuevas muertes”, un título vergonzoso. No fue la crisis, fue el Estado a través de la Policía bonaerense

Néstor ganó con el 22 % de los votos. Comenzó su mandato siendo débil por no contar con una estructura partidaria fuerte que lo respalde y además el país aún padecía la peor crisis de su historia. El Grupo Clarín se aprovechó de ese contexto y logró tiempo después hacer que firmara la fusión de Cablevisión con Multicanal en diciembre de 2007. El 10/10/2009 se aprobó en el Congreso la Ley de Radiodifusión (26.522) que limitó los oligopolios mediáticos.

El Grupo Clarín tuvo jueces aliados en todo el país que le brindaron recursos de amparo que evitaron que la ley entrara en vigencia. Varios de esos jueces habían sido nombrados por la última dictadura militar, como fue el caso de Edmundo Carbone. El monopolio mediático logro esquivar la ley durante 4 años hasta que la Corte Suprema la declaró constitucional.

Logró ganar tiempo durante dos años más aprovechándose también de la ineficiencia de algunos funcionarios. Una de las primeras medidas que tomó Macri cuando llegó al poder fue modificar aspectos centrales de la ley de medios y eliminar el Afsca mediante un DNU.

La devolución de favores se había completado. Macri llegó al poder gracias a las operaciones políticas armadas en la redacción de Clarín y a cambio el peor presidente de la historia democrática argentina le garantizó al grupo el poder y la hegemonía comunicacional.

Clarín le ganó una vez más a la democracia argentina. No conforme y en agradecimiento al blindaje mediático que le brindó Clarín, Macri posibilitó la fusión con Telecom. ¿Hasta cuando nos vamos a dejar ganar por este nefasto grupo?

Mientras existan grupos de comunicación hegemónicos que tapen otras voces y tengan el poder de operar políticamente no vamos a vivir en democracia. La gran asignatura pendiente…

Por: Patria Libre @Tano2412

Bandera de Argentina


× ¿Querés comunicarte con Mystica?