La primera quincena dejó una sensación dispar en el turismo

El movimiento fue importante, aunque aún esta lejos de poder cubrir las expectativas

La primera quincena de la temporada veraniega en pandemia dejó distintas sensaciones entre los principales actores del sector turístico, que lentamente busca recuperar algo de la dinámica perdida. Atravesados por los cuidados sanitarios, que se cumplen con mayor asiduidad en las localidades más pequeñas, y por la importante suba de precios en algunos casos.

La semana pasada, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens había confirmado que Córdoba se convirtió en el segundo destino turístico de la temporada, lo que se vio ratificado con la afirmación de que entre la costa y las sierras acapararon el 60% de los más de seis millones de argentinos que se movilizaron desde el 1 de diciembre de 2020.

En tal sentido, intendentes de distintas localidades de los principales valles turísticos dieron cuenta de que las cifras de ocupación mostraban guarismos que van del 45% al 90% dependiendo del lugar que se releve. Estos números hacen presagiar un moderado optimismo para los próximos días.

“De una reunión que tuvimos unos 12 intendentes de Calamuchita, salió que tenemos una ocupación del 90% en promedio, en la primera quincena”, dijo Ricardo Scoles, mandatario de Villa del Dique. En tal sentido, se señaló que el turismo familiar se reveló como una buena alternativa. A su turno, Cintia Costa, secretaria de Turismo de Santa Rosa, precisó que la primera quincena arrojó un 84% de ocupación.

Sin embargo, para el sector hotelero las cosas no son ni por asomo similares. Fernando Desbots, presidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Córdoba, señaló o que los niveles de ocupación están “distorsionados” porque se calculan sobre el número de plazas disponibles. “La mitad está cerrada y otros han abierto con el 30% de la capacidad”, indicó el representante, quien señaló que “la situación es crítica. “Más que una temporada, lo que hay actualmente es un movimiento interno, fundamentalmente entre los días jueves y domingos, de gente de la propia provincia que se traslada a los valles. Hay mucho turismo de cercanía”, finalizó.

Crédito foto: Carlos Paz Vivo