Lágrimas de Cocodrilo

POR HORACIO VERBITSKY

Para despedir el año viejo y recibir al gobierno nuevo, el diario La Nación sostuvo el 27 de diciembre que “el Estado se quedaría con más del 53% del ingreso que generará una hectárea de soja en 2020 mientras que el productor con un rinde promedio perdería plata”. En cambio, el investigador de la Universidad Nacional de Córdoba Facundo Oviedo calculó que un productor dueño de 200 hectáreas en la zona núcleo obtiene una renta de 479.000 pesos mensuales, una vez descontados sus costos, impuestos y retenciones.

El artículo de La Naciónempresa asociada con el Grupo Clarín en Expoagro, donde todos los años los proveedores de maquinarias e insumos y los grandes productores cierran negocios que durante el conflicto por la resolución 125, en 2008, llegaron a 170 millones de dólares, se basa en un informe del consultor cordobés Néstor Roulet.

En 2008, luego de una marcha de protesta, Roulet dijo que Luján era sede de “tres elementos constitutivos de la historia argentina: el campo, la Iglesia y las Fuerzas Armadas”. Roulet fue dos veces presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (CARTEZ), y entre ambos mandatos cordobeses fue vicepresidente de la entidad nacional Confederaciones Rurales Argentinas. En 2011 acompañó al Milico Oscar Aguad, como candidato a vicegobernador por la UCR. Cuando Maurizio Macrì llegó a la presidencia, en 2015, Roulet fue secretario de Agregado de Valor en el ministerio de Agroindustria y luego asesor del Banco Nación. Ninguno de esos interesantes datos biográficos fue publicado por La Naciónni por Infobae, que también citó su estudio, con el título “Por la suba de las retenciones, estiman que por cada hectárea de soja el Estado recaudará 654 dólares y el productor perderá 32”.

Néstor Roulet, izquierda, con el ex Presidente Maurizio Macrì.
 

La Nación se limitó a consignar que Roulet fue secretario de Agregado de Valor, pero no dijo en qué año ni con qué gobierno. Esos diarios, fuertemente ideologizados y con intereses políticos y económicos afines a quienes resisten las decisiones del gobierno del Presidente Alberto Fernández, presentan a Roulet como un técnico que estudió la cuestión desapasionadamente, es decir todo lo contrario de la realidad.

Según Roulet, por cada hectárea de soja se generará un ingreso bruto de 1225 dólares, de los cuales el Estado (nacional, provincial y municipal) se quedará con 654,36 dólares o el 53,41%. Ese número surge de sumar 404,25 dólares por retenciones; 250,11 dólares por hectárea incluyendo por los impuestos al cheque, Ganancias, Bienes Personales, Inmobiliario Rural y tasas viales. Los gastos de producción fueron estimados en 580,28 dólares por hectárea (esto comprende labores, insumos, costos de cosecha, comercialización e infraestructura) y los portuarios en 22,75 dólares. Roulet concluye que de los 19.250 millones de dólares que ingresarán por la soja en la campaña 2019/20, más de 10.000 millones irán al Estado. En cambio, el productor tendría un quebranto de 32 dólares por hectárea, el 2,64%.

La estimación de Roulet se realizó para un productor que siembra soja en 500 hectáreas propias, a 280 kilómetros del puerto con un rendimiento promedio de 3,5 toneladas por hectárea.

El cálculo de Fernado Oviedo indica que un pequeño productor que explota un campo de soja de 200 hectáreas en la zona núcleo, obtiene 45 quintales por hectárea, que equivalen a 4,5 toneladas. Multiplicadas por las 200 hectáreas, llega a 900 toneladas. Al cierre del año 19, el precio en la Bolsa de Comercio de Rosario era de 14.330 pesos por tonelada.

De este ingreso bruto de 12.897.000 pesos hay que restar las retenciones que el acopiador o el exportador le trasladan al productor (3.869.100 pesos), los gastos de estructura (1.512.000), de cosecha (756.000), y de comercialización (1.008.000). Esto da un ingreso de 5.751.900 pesos por cosecha de soja, ya detraídos todos los impuestos nacionales y provinciales y las tasas municipales. “Suponiendo que no haga nada más en el campo, estamos hablando de un resultado neto mensual de 479.325 pesos de ingresos netos mensuales. Ni hablar de lo que sucede con los productores más grandes”. Esto equivale a un beneficio de 2.396 pesos por hectárea cada 30 días. Oviedo aclara que todos los números son promedios reales que surgen de planillas de ingresos y costos reales de productores de la escala mencionada.

Para el INTA de Marcos Juárez esa rentabilidad es algo menor, de 350.000 pesos mensuales, pero incluye en los costos el alquiler del campo.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?