Laura Vilches, junto a Del Caño y Bregman llaman a profundizar en unidad de toda la izquierda en Córdoba y el país.

La dirigente cordobesa y ex legisladora del Frente de Izquierda, llamó junto a sus pares Nicolás del Caño y Myriam Bregman, en nombre del PTS, a profundizar la unidad de la izquierda.

“Realizamos un llamado a las fuerzas que ya integran el Frente de Izquierda y de Trabajadores –Unidad- y a las demás organizaciones de izquierda: Autodeterminación y Libertad, Nuevo MAS y Política Obrera. Dentro del FIT-U estamos las fuerzas que obtuvimos el 80% de los votos de la izquierda en las últimas elecciones, sin embargo, creemos necesario unir la totalidad de las fuerzas que luchamos por una salida propia de las y los trabajadores e impedir que tanto el oficialismo como la oposición de derecha exploten un inexplicable divisionismo en la izquierda.”

Del Caño, por su parte, señaló: “queremos ir juntos a la batalla política por conquistar nuevas bancas parlamentarias que han demostrado que en manos de la izquierda son instrumentos de lucha y de denuncia del régimen. Una unidad de toda la izquierda clasista y socialista para estas elecciones sería un salto en la construcción de una referencia política que despierte el entusiasmo de cientos de miles que buscan una salida a la crisis favorable a los intereses populares.”

Bregman, por su parte, propuso “explorar todas las posibilidades de lograr un acuerdo que exprese la diversidad entre nuestras corrientes. De no arribar a un acuerdo, tenemos el recurso de las PASO que hemos utilizado en el FIT en 2015 a nivel nacional y en 2019 en Salta, para ordenar las listas proporcionalmente a lo que obtenga cada partido (o bloque de partidos) y presentar listas unitarias de la izquierda en todas las categorías de cada distrito en las generales del 14 de noviembre.”

Vilches sostuvo que “una alianza de toda la izquierda clasista y socialista para las próximas elecciones debe partir de un programa que se delimite de toda variante centroizquierdista o progresista que busca mejorar las condiciones de un capitalismo que en esta pandemia se ha demostrado como incompatible con la propia vida.

Un programa de independencia de clase como el que ya tiene el Frente de Izquierda Unidad, que proponemos como base para construir este proceso unitario. Un programa que resista ataques como los que sufrieron los diputados del FIT-U por parte del sionismo y sus medios acólitos por la defensa de la causa palestina. Este ataque generó un amplio repudio, convocando la solidaridad de múltiples personalidades, como el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo, lo que liquidó esa ofensiva reaccionaria.

Es claro que la izquierda es la única que puede presentar una alternativa política para la defensa de los intereses de los empresarios y de las fuerzas políticas como el Frente de Todos, Hacemos por Córdoba en la provincia y la oposición de derecha de Juntos por el Cambio que se preparar para seguir gestionando el ajuste que provoca esta catástrofe social y sanitaria sin precedentes. Ambas coaliciones buscan acordar con el FMI y los acreedores de una deuda ilegítima y fraudulenta, lo que implicará más miseria, hambre y desocupación y el futuro hipotecado para las próximas generaciones.”

En su comunicado nacional, las y los referentes nacionales del PTS señalaron que “la izquierda es parte indivisible de las luchas obreras y populares que se desarrollan a lo largo y a lo ancho del país frente a esta situación, como la histórica huelga con piquetes de las y los trabajadores de la salud de Neuquén, la de los vitivinícolas de Mendoza y Salta, la del citrus en Tucumán, la lucha del movimiento piquetero independiente del gobierno y numerosos conflictos contra despidos, por el pase a planta y por el salario que se suceden en el AMBA, y que tuvieron su última expresión con el corte en el Puente Pueyrredón y el acto del Plenario Sindical Combativo el viernes 11.”

“En Córdoba” refirió Vilches, “hemos sido parte de la lucha contra los ataques de Llaryora y Schiaretti al personal municipal, de la salud, a los y las jubiladas, a la juventud precarizada que reclama por sus derechos. El kirchnerismo local, que viene de haber fortalecido en las ultimas elecciones al PJ local, tampoco puede ofrecer una alternativa. Es parte del gobierno nacional que recortó el presupuesto de salud, que eliminó el IFE, y permite el aumento gravoso de la pobreza infantil y la degradación del salario junto a las conducciones sindicales alineadas que nada hicieron tampoco para evitar tantas muertes obreras en plena pandemia”.

“Por eso, junto con el desarrollo de las luchas, impulsar la coordinación y la creación de organismos de autoorganización de las y los trabajadores que puedan imponer el frente único a los sindicatos, la izquierda que se reivindica clasista y socialista debe poner todos los esfuerzos para crear una clara y potente referencia política para los sectores en lucha y los millones de trabajadores que empezaron a hacer una experiencia con un gobierno peronista que lejos de superar al desastre macrista lo terminó administrando. No es tiempo de mezquindades. La lucha y los sufrimientos del pueblo trabajador, la crisis a la que nos llevaron los capitalistas y sus expresiones políticas ameritan hacer todos los esfuerzos para tener listas comunes de la izquierda clasista y socialista en todas las provincias del país. Manos a la obra.”