Le repararon la mandíbula al hombre atacado por policías

Hay cuatro efectivos en situación pasiva por el salvaje hecho ocurrido en Río Cuarto

Carlos Galíndez (42), el hombre ferozmente golpeado el pasado lunes por un grupo de policías en la sede central de Policía de Río Cuarto, fue operado el miércoles en el sanatorio Allende de la ciudad de Córdoba. Según precisaron, en la intervención quirúrgica lograron reconstruirle la mandíbula mediante dos placas de titanio con clavos.

“Me acaban de decir que con las quebraduras y los golpes le rompieron los nervios que van por la mandíbula hacia el labio y el mentón, por lo que no va a tener nunca más sensibilidad en ese sector, ya que el nervio no se puede recuperar”, informó Jorgelina, pareja de la víctima. Sobre la evolución que tendrá Galindez, se esposa señaló que va a tener algunas dificultades “pero hay esperanzas de que con el tiempo pueda abrir un poco más la boca y no se le traben las prótesis que le pusieron”.

El hecho que derivó en la violenta agresión se originó cuando Carlos Galíndez y su esposa, oriundos de Pilar, fueron detenidos por error en un confuso episodio en medio de un operativo policial. En la comisaría, el hombre se niega a firmar unos papeles en blanco, acto seguido lo golpean hasta romperle la mandíbula. Por el hecho, dos sargentos (un hombre y una mujer), un cabo y un suboficial inspector fueron pasados a situación pasiva por el Tribunal de Conducta Policial, mientras el fiscal Fernando Moine avanza con la investigación. 

Un agente fue detenido por un robo en Córdoba

En un operativo realizado el miércoles por la noche en la ruta E-34, km 3, por una serie de robos en Mina Clavero y Nono, personal de la Policía Caminera detuvo a tres sujetos de 19, 34 y 25 años. Según precisaron, el detenido de 25 años se desempeña como Agente Técnico en la Policía de la Provincia de Córdoba; personal que tiene estado policial y que no porta armas.

El hombre quedó a disposición de la justicia y del Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario. En el procedimiento se secuestró un automóvil marca Chevrolet Prisma y un revólver calibre 32 mm e incautaron varios teléfonos celulares, un parlante, una suma de dinero, entre otros elementos, que habrían sustraído momentos antes, en las inmediaciones. 

× ¿Querés comunicarte con Mystica?