Llaryora suma aliados temporales: ahora, Quinteros

El referente de Encuentro Vecinal debutó en el recinto legislativo de la ciudad con la presentación del primer proyecto. Propuso crear un consejo para la evaluación de las concesiones que hizo el mestrismo y prometió “darle un crédito” a la gestión del peronista.

Por Yanina Passero

Poco se sabe del hombre que gobernara la Municipalidad de Córdoba y plantará la bandera del peronismo. Martín Llaryora eligió el perfil bajo para no importunar el desenlace de la gestión del radical Ramón Mestre, en el marco de una transición que duró siete meses.

Poco a poco fue trascendiendo su equipo de gobierno y algunos de los proyectos políticos que se cocinaban en el despacho que tiene en el Centro Cívico provincial. Sus alfiles anticiparon que declararán la emergencia económica y dejaron la mesa de transición para exponer que la “transición abierta” es, a decir de los peronistas, un mero eslogan de marketing político.

La referencia de gestión se encuentra en San Francisco, pero propios y extraños prefieren mirar el Panal. El Suoem, por ejemplo, especula con que algunas políticas del gobernador Juan Schiaretti sean tomadas por Llaryora, en especial, las que refieren a materia salarial. Nadie duda de que los gobiernos funcionarán en tándem porque el PJ no desperdiciará la que consideran una oportunidad histórica.

El jefe de Hacemos por Córdoba confía plenamente en Llaryora y le dará su apoyo. Pero no será el único.
El referente de Encuentro Vecinal Córdoba, Juan Pablo Quinteros, dijo a este medio que “le dará un crédito a la gestión de Martín Llaryora” y que buscará ser un opositor constructivo, sin perder el sentido crítico. La posición sorprende porque el ex legislador del Frente Cívico fue uno de los dirigentes más cáusticos con las políticas de Hacemos por Córdoba para la gestión provincial.

Sobre la moderación que promete en nuevo rol que le toca desempeñar, Quinteros ofrece sus argumentos: “La gestión de Mestre fue peor que la Germán Kammerath, la deja con los servicios destruidos y problemas graves. Más bajo no se puede caer”.

Como lo reflejan sus palabras, el foco estará puesto en la administración radical. Quinteros presentó el primer proyecto legislativo del nuevo cuerpo con una propuesta que va al hueso y coincide con algunas críticas que los peronistas hacen off the record.

Quinteros propuso la creación del “Consejo de Evaluación de Concesiones de Servicios Municipales”.
“Los contratos de concesión de los servicios públicos son de trascendental importancia para la próxima gestión municipal, ya que al estar en plena vigencia deberán ser cumplidos, en algunos casos por más de un período de gestión, y la aprobación de los mismos sólo contaron con el aval del oficialismo y en la mayoría de los casos estuvieron envueltos en polémicas sobre su transparencia. Es indispensable obtener un diagnóstico técnico y real de la situación actual de dichas concesiones”, expuso el ex candidato a intendente de Aurelio García Elorrio.

El Consejo Consultivo debería estar conformado por profesionales, técnicos y miembros del Concejo Deliberante y el Ejecutivo.
Quinteros propone evaluar los montos que se pagan por las concesiones; las utilidades asociadas; el método por el cual se regulan las tarifas y su asociación a los costos de la prestación de los servicios; los subsidios previstos en los pliegos; las distintas sanciones previstas en los contratos. Agrega que, ante incumplimiento de los objetivos para los que fueran contratadas las empresas, se las pueda sancionar oportunamente.

Otros aliados

Desde estas páginas, anticipamos que los concejales del Frente Cívico, Ricardo Aizpeolea y Armando Fernández, también acompañarán a Llaryora durante la primera etapa de su gobierno. El mandato partidario se resume en entregarle un voto de confianza al peronista, hasta que muestre su plan de gestión.
Juan Pablo Quinteros conoce a los ediles que integrarán el bloque Córdoba Cambia y promete “afinidades y coincidencias” con la dupla. “Son dos personas con las que se puede trabajar”, remarca, al tiempo que aclara que no se moverá de Encuentro Vecinal.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?