Macri fondea provincias y deberá activar policía “antiabstención”

• GOBIERNO PLUMEA DECRETO CON $4.125 M PARA COMPENSAR BAJA DE FONDO SOJERO.
• SE CAE SESIÓN OPOSITORA EN DIPUTADOS.
Casa Rosada revolea “cash” al ala negociadora para blindar el Presupuesto 2019. Los acuerdos se deberán cumplir para evitar tropelías de fines de 2017. Señales desde el peronismo y el massismo. Convite de “fundaciones” de Cambiemos.

Mauricio Macri plumeó ayer un decreto con $4.125 millones “cash” para compensar a las provincias y a los municipios tras la pulverización del Fondo Federal Solidario (FoFeSo), más conocido como “Fondo Sojero”. Con esta decisión, el Gobierno desactivó una sesión especial pedida por la oposición para hoy en Diputados y dejó el camino despejado para discutir, en sendero aún espinoso, el Presupuesto 2019 que explicará mañana en comisión el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Más allá de la decisión que tomó ayer Casa Rosada para descomprimir la tensión generada por una picardía peronista tucumana en la Cámara baja -que incluso no cayó bien en ese bloque-, y ante las irracionales idas y vueltas de la oposición “responsable” a la hora de cerrar acuerdos con el Ejecutivo vía gobernadores, Macri deberá regentear los pactos consensuados para evitar las tropelías de fines de 2017, en las que legisladores con “terminales” en mandatarios provinciales se desmarcaron de algunas votaciones dentro de la reforma del cálculo de actualización jubilatoria, el Presupuesto del corriente año y el consenso fiscal.

El Presidente deberá, tal como deslizaron operadores top de Cambiemos a Ámbito Financiero, dar un pasó clásico en la política que quizá no sea bien vista por el “ala técnica” del Gobierno, pero necesaria tras los sucesos parlamentarios de fines de 2017. Casa Rosada tendrá que lanzar la simbólica “policía antiabstención” para que diputados y senadores que responden a gobernadores eviten correrse de la aprobación de las leyes en juego.

“Si tras mesas y meses de negociación un gobernador acuerda y luego aparecen legisladores que responden a él absteniéndose, es casi lo mismo que haber defraudado esos entendimientos. Acá está en juego la gobernabilidad en medio de negociaciones con el FMI y mensajes hacia Wall Street y el establishment local. “Si pasa eso, es una invitación a la guerra”, lanzó un experimentado cabalgador de peripecias legislativas a este diario. En tanto, un histórico asesor opositor lanzó: “Espero que esta vez aparezca el poder de policía del Gobierno para que se respeten los acuerdos y no tengan que mandar funcionarios en modo ‘preceptor’ en plena discusión en el recinto. Es una exposición innecesaria y negativa”.

El decreto con el que Macri compensará a las provincias por el adiós al “Fondo Sojero”, la adenda del Pacto Fiscal que gobernadores firman desde la semana pasada -llegaría al Senado esta semana-, y el freno a la baja de impuestos y la suba de otros -un grave error al que Casa Rosada no le encuentra la vuelta y que, además, lesiona al sector privado- son las armas que tendrá el Gobierno para usar ese poder de policía.

Con respecto al primer punto, los $4.125 millones para suplir por el resto del año al ahora exFoFeSo estarán divididos en “cuatro cuotas iguales, mensuales y consecutivas” de acuerdo con la “participación relativa -de cada provincia excepto La Pampa y San Luis, quienes no firmaron el pacto fiscal- en la distribución del régimen de coparticipación federal”. A su vez, el “50% del monto monto correspondiente se destinará a sus municipios, aplicando para su distribución el respectivo régimen de participación municipal de impuestos”. Allí no termina el asunto: el Gobierno ofrecerá, en 2019 créditos blandos desde el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional.

Las señales para blindar el Presupuesto comenzaron a llegar en Diputados. “No creo que haya rechazos. Habrá votos a favor apoyando el presupuesto acordado por los gobernadores, y algunas abstenciones puede haber en el caso de diputados que no trabajan con gobernadores, es decir que son oposición en sus provincias”, manifestó el jefe del PJ y del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner (Salta).

Mientras el Gobierno pone la lupa en esos legisladores, el massismo también se movió. La jefa del Frente Renovador en Diputados, Graciela Camaño, expresó: “No vamos a obstruir la posibilidad de que el Gobierno tenga Presupuesto, pero lo queremos debatir porque creemos que es posible otra alternativa. El Frente Renovador tiene cuadros económicos muy importantes y puede hacer aportes pero no para el Gobierno, sino para los argentinos, que son quienes la pasan mal”.

Tras la breve exposición realizada ayer en la Cámara baja para presentar la “ley de leyes” del año próximo el ministro de Hacienda, Nicolás Dujove, dará detalles finos de la iniciativa en la Comisión de Presupuesto que comanda Luciano Laspina (PRO). Ayer, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio -el último es la clave, junto a Macri, de todos los acuerdos y negociaciones de volumen político real del Ejecutivo con gobernadores para sellar votos en el Congreso-, se reunieron con los diputados radicales que lidera el experimentado Mario Negri.

Según pudo saber Ámbito Financiero, a la clásica revisión de temas económicos y sociales relacionados con el Presupuesto, un puñado de legisladores remarcaron la preocupación por el subsidio al transporte urbano. El temor es que las provincias, que se hacen cargo del transporte interurbano, no respondan al boleto urbano, y más si es en ciudades de distinto signo político. El caso más emblemático sería Córdoba. Los funcionarios dieron aval al bloque para plantear este debate a la comisión de Laspina para evitar más quejas de los gobernadores e intendentes sobre el Ejecutivo.

Mientras tanto, Diputados inició ayer el trámite en comisión para discutir una nueva ley de semillas. El Gobierno la necesita para ingresar en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Por otra parte, y con la presencia de funcionarios de todo tipo, el oficialismo hizo ayer el primer cónclave en conjunto de las usinas de Cambiemos, que involucró al Instituto Hannah Arendt y a las fundaciones Pensar y Alem.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?