Macri viaja a Córdoba para hacer pie en su bastión electoral

Los reyes de España lo acompañan a inaugurar el Congreso de la Lengua, en un distrito donde obtuvo el 74% de los votos del ballottage y aún tiene gran aprobación

Córdoba es una de las ciudades más grandes del país por lo que se convierte en determinante como distrito electoral. En las últimas horas pasaron cosas que podrían modificar la estrategia oficial de Cambiemos en la provincia gobernada por el peronista, Juan Schiaretti. El Presidente, con quien tiene una relación cordial, llegará mañana a la capital cordobesa para inaugurar el Congreso Internacional de la Lengua Española junto a los reyes de España, Felipe VI y Letizia, que se encuentran por primera vez de visita oficial en el país.

La interna entre el Pro y los radicales se volvió un dolor de cabeza con un conflicto que se dirimirá en las elecciones generales del 12 de mayo -no hay PASO-. La Casa Rosada no pudo cumplir con la meta de ordenar los roces internos y delinear una fórmula conjunta encabezada por la UCR. Por un lado quedó el favorito de Balcarce 50, Mario Negri, también apoyado por la titular del ARI-CC, Elisa Carrió, que irán con el frente Córdoba Cambia. Y por otro lado, el intendente de la capital, Ramón Mestre, competirá con la lista histórica número 3 del radicalismo. Al no haber acuerdos, los dos candidatos armaron listas propias en contra de lo esperado en una provincia clave paraCambiemos.

A pocas horas del cierre de las listas, otra mala noticia sorprendió al macrismo. El candidato del kirchnerismo del Frente Córdoba Ciudadana, Pablo Carro, decidió bajarse de la competencia por la gobernación. Desde la Rosada fue interpretado como un guiño de la ex presidente, Cristina Kirchner, a Schiaretti, que hoy cuenta con un alto porcentaje de intención de voto. Desde las redes sociales, el propio Negri denunció que el candidato de la senadora se bajó para favorecer al gobernador que competirá por la reelección.

Con este clima enrarecido por la batalla electoral, Macri llegará a la provincia que le dio la victoria presidencial en 2015. Los datos que alentaban a un posible triunfo en Córdoba quedarían sepultados con estas dos decisiones. Las encuestas manejadas por el ala política hablan de un aprobación del 61% de la gestión presidencial en Córdoba, por lo que minimizaron las secuelas que dejaría la interna radical. A esos números le suman que el 74 por ciento de los cordobeses lo votaron a Macri en las presidenciales de la actual gestión. La provincia significa el 8,7 por ciento del padrón electoral del todo el país. Es el segundo distrito más importante después de Buenos Aires. Los números de la Rosada hasta hace unos días daban una intención de voto a Schiaretti de 32%, mientras Negri llegaba al 25% y Mestre al 14%. El ex candidato Carro sumaba 10. Esos puntos irían por el actual gobernador, imaginan en el entorno presidencial, por lo que sería abrumadora la victoria de Schiaretti. Ganaría otro oficialismo.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?