Migraciones iniciará mañana 287 denuncias penales por incumplimiento de cuarentena

La Dirección Nacional de Migraciones (DNM) iniciará mañana 287 denuncias penales contra personas que no cumplieron la cuarentena obligatoria al ingresar al país desde el exterior. Así lo anunció hoy la titular del organismo, Florencia Carignano, quien advirtió que esa infracción contempla penas de entre 3 y 5 años de prisión. “El martes estamos iniciando 287 denuncias penales, son las personas que no encontramos en sus domicilios, a todas estas personas les cabe una denuncia y van a tener que responder”, aseveró la funcionaria luego de que la oficina que dirige detectara un alto nivel de incumplimiento del aislamiento exigido a las personas que ingresan a la Argentina para prevenir la transmisión de coronavirus. En ese marco, la responsable de Migraciones detalló que “les corresponden penas de 3 a 5 años a la gente (que incumple la normativa), no es broma”, y remarcó que “propagar una enfermedad contagiosa, que es el delito, lleva a prisión”.

Según el relevamiento realizado por la DNM la semana pasada, más del 38 por ciento de las personas procedentes del exterior no cumplen con la cuarentena obligatoria dispuesta por el Estado nacional para todos los que ingresan al país. De ahí surge que sobre un total de 747 inspecciones realizadas casa por casa, se detectó que en 287 casos las personas no estaban en el domicilio que habían declarado para realizar la cuarentena. La directora del organismo, Florencia Carignano, llamó a cumplir las medidas y alertó que “el ingreso de nuevas variantes más contagiosas y virulentas pueden poner en jaque la apertura de actividades que hemos conseguido con mucho sacrificio y volver a tensionar el sistema de salud”.

Según marca el Decreto 260 y la Disposición 2.252/20, todas las personas que vuelvan del exterior tienen la obligación de presentar un PCR negativo para poder abordar su vuelo de regreso y además realizarse otro test al llegar a territorio argentino. Si el resultado de este último examen es positivo, tienen la obligación de alojarse en un hotel sanitario dispuesto especialmente hasta que se determine qué variante de COVID-19 es la que presenta el contagio. Si se trata de alguna de las variantes que ya tienen circulación comunitaria en el país, la persona puede terminar de realizar la cuarentena en su domicilio. Pero si se trata de alguna de las nuevas variantes, debe quedarse en el hotel hasta recibir el alta médica y sanitaria.

Los datos revelados por la DNM provocaron intranquilidad en un momento en que se busca controlar la propagación de nuevas variantes agresivas del SarsCov2, como la Delta de origen indio. Aunque esta  variantes y otras variantes ya fueron identificadas en viajeros que llegaron al país desde el exterior, todos ellos fueron aislados y hasta el momento no se registra circulación comunitaria. 

“No puede ser que algunos no entiendan todo lo que pone en juego. Necesitamos retrasar lo más posible el ingreso de estas variantes para seguir avanzando con la vacunación y alejarnos de invierno que de por sí suele tener a raíz de las enfermedades estacionales un aumento de cuadros respiratorios complejos”, planteó Carignano. La funcionaria también recordó que quienes vuelven del exterior deben realizar una semana de aislamiento obligatorio y volver a testarse al término de ese tiempo. “No es una recomendación antojadiza, tiene que ver con lo que fija la autoridad sanitaria y no hacerlo constituye un atentado a la salud pública“.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?