Miguel Nicolas criticó duramente a las autoridades provinciales y manifestó: “El silencio del Gobernador y de las autoridades hoy sumaron una víctima más”

Murió Solange, la joven que esperaba sólo la visita de su padre, para despedirse, debido a su grave enfermedad.

Mas allá del riesgo epidemiológico el cual se podría haber controlado, lo que le faltó al COE, al Ministro de salud y al Sr. Gobernador, es la sensibilidad social de poder comprender que una norma puede flexibilizarse, si existe un grado de comprensión y humanismo.

Muchas normas se violan constantemente en pleno centro de nuestra ciudad y en todos los departamentos provinciales, sino no se puede explicar el nivel de contagio que ostenta la provincia, pero allí parece que son bastante flexibles.

Mirar a otro lado es una de las actitudes más cobardes dentro de la convivencia en una sociedad, manifiesta un desprecio por el otro, un desinterés por la vida de un semejante y eso es lo que manifestaron las autoridades al no permitir un caso excepcional para dejar pasar un padre desesperado por ver a su hija en sus últimos momentos.

Como en las peores épocas de la humanidad, donde la vida no valía nada, estas “autoridades”, negaron de manera inhumana el paso de una sola persona, que de manera manifiesta quiso entrar a la provincia, solo para acompañar a su hija en sus momentos finales.

No hay explicación para semejante inflexibilidad. La ley se debe cumplir, el riesgo sanitario existe, pero por encima de todo está el valor humano, la razón de todo, la solidaridad, la entropía, que permite que vivamos en sociedad, de manera solidaria, condescendiente, ayudando a los más débiles, acompañando a los que sufren.

Lamentablemente estas autoridades no entienden nada de esto, su férrea e indestructible armadura, de decretos y protocolos, no les permite ver otra realidad, la del ser humano que sufre por una cuarentena indeterminada, la de un muerto que es un numero para las estadísticas.

En manos de quien estamos… quien cuida nuestra salubridad… donde está el Gobernador como máxima autoridad….para poner la visión social a todo esto…..
El silencio del Gobernador y de las autoridades hoy sumaron una víctima más…
Todavía la familia de Blas Correa… también espera una declaración del Gobernador.

Han demostrado estas autoridades no estar a la altura de estos hechos muy lamentables, lo cual los obliga a dar un paso al costado y que otros asuman esas responsabilidades.

Miguel O. Nicolas
Ex Legislador UCR-CBA

× ¿Querés comunicarte con Mystica?