Operación Olivos: Gustavo Hornos, presidente de la Cámara de Casación, también estuvo con Macri en Olivos

Se trata de otro de los jueces que intervino en causas clave como la denuncia de Nisman, la Ruta del Dinero K y Dólar Futuro y que además estuvo 6 veces con Macri en Casa Rosada.

Gustavo Hornos, el presidente de la Cámara de Casación, no sólo visitó 6 veces a Mauricio Macri en la Casa Rosada sino que aparece dos veces en los registros de ingresos a la quinta de Olivos. Se trata, al igual que Mariano Borinsky, de uno de los jueces que intervinieron en la reapertura de la denuncia del fiscal Alberto Nisman, en la mediática “Ruta del dinero K”, en la causa Dólar Futuro, en la de la Obra Pública de Vialidad en Santa Cruz –donde ratificó un exorbitante embargo de 10 mil millones de pesos contra CFK-, en una condena de Milagro Sala y en la detención de Amado Boudou en el caso Ciccone.

Por sus visitas a la Casa Rosada el juez Hornos ya fue denunciando penalmente y en el Consejo de la Magistratura se le pidió la remoción del cargo. Ahora esta investigación de El Destape revela que también visitó a Macri en Olivos. 

Durante el macrismo, Hornos presidió la Sala IV de la Cámara de Casación, que fue clave en las causas del lawfare. Por momentos integró también la Sala I del máximo tribunal penal del país, todo junto al juez Borinsky, que tiene al menos 15 visitas a Macri en Olivos. Esas visitas coinciden con las fechas de sus fallos en casos de alto impacto político. En todas firmó con Hornos. Una buena dupla. 

No fueron los únicos visitantes de Comodoro Py a Macri en la Quinta de Olivos. En los documentos que hoy revela El Destape queda a la vista que Macri utilizó la residencia presidencial como base de operaciones para reunirse con jueces y fiscales (como Raúl Plee), el jefe de los servicios de inteligencia Gustavo Arribas, periodistas y dueños de medios hegemónicos.

Los ingresos a la Quinta de Olivos durante la era Macri surgen del registro que lleva la Casa Militar que resguarda la residencia presidencial, al que El Destape accedió a partir de un pedido de acceso a la información pública tal como marca la ley 27.275. 

Las visitas a la Quinta

El juez Hornos ingresó a Olivos el 9 de noviembre de 2016, un mes después de la quinta visita de Borinsky a Macri. Estuvo apenas 10 minutos, entre las 12.30 y las 12.40. 

Un mes y medio después firmaría la reapertura de la denuncia del fiscal Alberto Nisman, que había sido desestimada en primera y segunda instancia. Firmó el fallo con Borinsky, que como reveló El Destape estuvo con Macri seis días antes de poner la firma en ese caso. 

El fallo que reabrió la denuncia de Nisman tiene fecha el 29 de diciembre de 2016. Desde el Centro de Información Judicial (CIJ) informaron que “La Sala I hizo lugar a un recurso presentado por la DAIA. El tribunal dispuso que se sustancie la investigación y resolvió apartar a los jueces federales intervinientes”. Hornos y Borinsky estaban como subrogantes en la Sala I. 

La tercera jueza que firmó ese fallo, Ana María Figueroa, denunció tiempo después en la causa de la Mesa Judicial Pro que la visitada era ella en su despacho de Comodoro Py. Relató como testigo los aprietes que sufrió durante el macrismo. Quien visitó su despacho, interesado en su voto en la causa del Memorándum con Irán, fue el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahiques, pieza clave de la persecución en la era Macri. Su padre, Carlos Mahiques, exministro de María Eugenia Vidal, luego sería puesto a dedo por el líder del Pro en la mentada Cámara Federal de Casación Penal.

En diciembre de 2016, los medios hegemónicos presentaron a Borinsky y Hornos como los artífices de la reapertura de la denuncia de Nisman. No se equivocaban. Con su decisión, los camaristas le entregaron el caso a Bonadio. Es que con una simple resolución apartaron al juez Daniel Rafecas y a los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, quienes habían desestimado la denuncia de quien era el titular de la UFI AMIA. 

El segundo ingreso de Hornos a la quinta de Olivos fue el 8 de marzo de 2017. De acuerdo a los registros, Hornos entró a las 17.50 y se retiró a las 18.34.  

Un día antes, el 7 de marzo de aquel año, la Casación ratificó al fiscal Guillermo Marijuan en la causa por lavado de dinero contra Lázaro Báez. Aquel día, el CIJ informó que “la Sala IV, integrada por los jueces Hornos y Borinsky, no hizo lugar a una queja. Mediante el recurso, la defensa pretendía que se revise la decisión de la Cámara Federal que había confirmado el rechazo al planteo de apartamiento del fiscal”.

Ocho días más tarde su colega de sala, Borinsky, también volvería ingresar a la residencia presidencial. Sería su séptimo ingreso.

Tanto Hornos como Borinsky firmaron –y convalidaron- las principales causas de persecución contra dirigentes kirchneristas, sobre todo, contra CFK.

Ambos intervinieron en: 

  • -La mentada reapertura de la denuncia del fiscal Alberto Nisman.
  • -La mediática “Ruta del dinero K”.
  • -La causa de Dólar Futuro, que ya fue elevada a juicio y ahora la Casación debe resolver si suspende el debate oral porque la acusación se cayó a pedazos. En ese caso, Hornos y Borinsky, por ejemplo, respaldaron el accionar del juez Claudio Bonadío.
  • -La causa de la Obra Pública de Vialidad en Santa Cruz, que también se está desarticulando a medida que declaran los testigos, quienes están derribando la acusación. En esa causa, Hornos y Borinsky ratificaron un exorbitante embargo de 10 mil millones de pesos contra Cristina Fernández de Kirchner. 
  • -Una condena contra Milagro Sala. El 22 de junio de 2017 Hornos, Borinsky y Juan Carlos Gemignani –denunciado por mensajes misóginos contra sus colegas- confirmaron una condena contra Milagro Sala.  En aquella jornada, el CIJ informó: “La Sala IV ratificó la sentencia de tres años de prisión de ejecución en suspenso por el delito de daño agravado. El tribunal también revocó el sobreseimiento de Sala por el delito de amenaza. Es en la causa por el ‘escrache’ a Gerardo Morales en 2009”.
  • -La detención Amado Boudou por el caso Ciccone. Hornos y Borinsky ordenaron la inmediata detención de Boudou en el caso Ciccone el 18 de febrero de 2019. El CIJ publicó: “La Cámara Federal de Casación Penal ordenó la inmediata detención de Amado Boudou”. Fue luego de que la Sala IV hiciera lugar a un recurso de Casación y revocara la resolución del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°4.

Los ingresos a la Casa Rosada

Tal como publicó este medio, Hornos ya contaba con al menos seis visitas registradas a la Casa Rosada para encontrarse con Macri. Por la coincidencia de sus visitas con fallos que perjudicaron a dirigentes opositores, Hornos fue denunciado penalmente y ante el Consejo de la Magistratura. Incluso, colegas suyos le exigieron que deje la presidencia del cuerpo. Es que a la hora de explicar sus contactos con el entonces presidente, Hornos se justificó –de forma insólita- en una “relación social” que mantiene con Macri.

La denuncia penal en su contra la presentó cuando era diputado el actual ministro de Justicia, Martín Soria. La radicó en la causa de la Mesa Judicial Pro, donde están imputados muchos de los que se reunían en la quinta de Olivos, como el propio Macri, Arribas, Fabián “Pepín” Rodríguez Simón y el operador Daniel Angelici, entre otros. En esa investigación, que tramita en Comodoro Py, se pidieron los ingresos que ahora difunde El Destape. 

Soria también pidió la remoción de Hornos ante el Consejo de la Magistratura. La denuncia quedó en manos del presidente del Consejo de la Magistratura, Diego Molea, quien ya pidió una serie de medidas de prueba.

Durante el mandato de Macri, el macrismo, el Grupo Clarín y sus satélites montaron un circo alrededor de una falsa reunión entre CFK y el juez Sebastián Casanello en la quinta de Olivos. Hasta armaron una causa judicial por esa fake news. Esa reunión no existió, se demostró que habían conseguido testigos truchos y que incluso intervino la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en la operación. 

Lo que publica El Destape es todo lo contrario: los ingresos de estos jueces (y también de los operadores mediáticos que fueron parte de esas maniobras) existieron y quedaron registrados en documentos oficiales. Ahora se hacen públicos.