Pidieron en plenario la liberación de Saillén y Catrambone

El secretario adjunto de la CGT Rodriguez Peña salió en defensa de los dirigentes detenidos. Advirtió sobre “interferencias del sector político”.     

Gabriel Suarez - Juan Saillén

“Este no es un ataque a los dirigentes Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, este es un ataque a los trabajadores y sus organizaciones gremiales”. – Foto: LNM

En un plenario en el que se congregó buena parte de la militancia del Surrbac, el Secretario Adjunto de la CGT Rodríguez Peña, Gabriel Suarez, manifestó su apoyo a Mauricio Saillén y Pascual Catrambone y pidió por su inmediata liberación. 

En ese marco, el conjunto de gremios que integran la central sindical (y otros espacios que no forman parte de dicha corriente de la CGT cordobesa pero que manifestaron su apoyo) se declararon en estado de alerta y movilización en respaldo a los dirigentes detenidos.

En la tarde del martes, en un mensaje que tuvo como principal interlocutor a la militancia reunida en la sede del gremio de recolectores de Córdoba, Suarez reconoció a Saillén como “un hombre más del movimiento obrero“, aunque destacó que “para este momento de resistencia, es necesario tener en claro muchos de los valores que él ha desarrollado para con cada uno de nosotros y que han conformado su fortaleza como dirigente sindical“.

El también titular del gremio de Luz y Fuerza advirtió que “debe haber alguna interferencia del sector político” ya que, según señaló, “no existe un proceso tan importante que no pueda llevarse a cabo con los compañeros en libertad”.

“Los hechos ocurridos hoy en Córdoba no son aislados, no son casuales y atentan contra el funcionamiento de las instituciones y la independencia de los poderes del Estado“, advirtió en un comunicado que se hizo público después de dicho encuentro.

“Policía de la Provincia, Gendarmería y Policía Aeroportuaria realizaron un despliegue de fuerzas inusitado y absolutamente desmesurado para lo que supuestamente pretendían realizar, como el ingreso al domicilio de Mauricio Saillén destruyendo la puerta de ingreso a pesar de contar con la colaboración manifiesta y la llave para entrar. Esto nos recuerda a los más oscuros años de la dictadura donde el terror era desplegado de las propias fuerzas del Estado“, señaló en dicho documento en el que asegura que las acusación son “falsas” y que lo ocurrido durante el martes “no es un ataque a los dirigentes Mauricio Saillen y Pascual Catrambone, este es un ataque a los trabajadores y sus organizaciones gremiales”.

En el plenario, también hizo uso de la palabra Juan Saillén, hijo del dirigente detenido y vocal del Surrbac. “Yo les quiero hablar como hijo, pero también como un dirigente más de esta instituciónque conoce, como todos ustedes, a un dirigente como Mauricio que cada vez que ha tenido que apoyar a una organización en la calle, lo ha hecho; un hombre que ha puesto la cara por los trabajadores de su gremio de otros sindicatos cuando hizo falta”, aseguró. 

Nosotros no tenemos nada que esconder, por eso estoy acá. Hoy se llevaron a mi padre esposado y eso no me gusta porque es mi sangre. Pero les puedo asegurar que estoy totalmente orgulloso del dirigente que tengo, de nuestra CGT y de nuestro secretario general que siempre fue al frente por los laburantes“, aseguró Saillén ante el aplauso cerrado de una sala repleta de trabajadores. 

× ¿Querés comunicarte con Mystica?