Por amenazar a un periodista y a un legislador, pasaron a retiro al Comisario Mayor Mielgo

POR FABIÁN GARCÍA

El gobierno de la provincia pasó a retiro este mediodía al comisario mayor Elías Mauricio Mielgo por las cartas documento intimidatorias que libro contra el periodista Andrés Ferreyra (Canal 12) y el legislador radical Dante Rossi. Sin embargo, la resolución oficial no hace mención a las denuncias por acoso y abuso sexual en perjuicio de la suboficial Mariana Neira ni a la actuación del Tribunal de Disciplina de la fuerza de seguridad, que no dio curso a los planteos de la mujer.

Firmada por el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, la medida impone el “retiro obligatorio” de Mielgo, que es jefe de la departamental Marcos Juárez de la Policía.

Mielgo fue denunciado en la Justicia por abuso y acoso sexual por la cabo de policía, Mariana Neira. Los hechos comenzaron en 2016 en la comisaría de Corral de Bustos y la mujer fue dada de baja de la policía, en 2019. En tanto, pese a la denuncia efectuada en 2018, en el Tribunal de Disciplina de la Policía, el victimario fue ascendido. Actualmente existe una orden de restricción judicial para que Mielgo no se acerque a la denunciante. Todos estos hechos fueron publicados por Ferreyra en Canal 12.

Según la presentación judicial realizada en febrero de 2020, el hombre le enviaba mensajes, fotos y videos de contenido sexual explícito por Whatsapp y le acosaba de manera personal.

En su relato judicial, la mujer aseguró sufrir violencia institucional y de género: “Me hizo aplicar sanciones y me dieron de baja en la Policía por no haber accedido a este tipo de presión y hostigamiento que permanentemente he padecido”, relató. También dijo que “(Mielgo) ejerció el poder y sus influencias, con complicidad funcional de autoridades policiales”.

Los acosos comenzaron antes del 2016, según contó la mujer a Canal 12. “Nunca hubo ningún tipo de relación más que laboral en Corral de Bustos. Pero sentía que estaba obsesionado conmigo porque varias veces venía desde atrás y me manoseaba distintas partes del cuerpo. Yo no quería ni cruzarlo”, relató.

Esos acosos derivaron en una licencia médica por pancreatitis a causa del estrés laboral y, desde febrero de 2018, la víctima solicitó carpeta psiquiátrica hasta agosto de ese año. Cuando regresó a sus funciones le asignaron Tareas No Operativas (TNO) y la mujer pensó que sería la oportunidad de no ver más al jefe. Pero Mielgo siguió hostigándola por mensajes vía Whatsapp.

En los mensajes, el comisario inspector acusaba a la mujer de ser “una mala policía”, pero luego la provocaba con actitudes deshonestas con intensiones sexuales. “Me pedía que le muestre los melones y luego borraba todos los chats. Por eso decidí hacer capturas de pantalla”, afirmó.

LAS CARTAS DOCUMENTO

El comisario Mielgo envió en las últimas dos semanas, sendas cartas documento al periodista y al legislador Rossi, que se había solidarizado con Ferreyra, y reclamado su pase a retiro en un proyecto que presentó en la Legislatura cordobesa. A ambos les demandaba una retractación y advertía que de lo contrario iniciaría acciones legales contra ellos.

EL PASE A RETIRO

La decisión oficial fue comunicada por el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, en su cuenta de Twitter.

“En el día de la fecha, el ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, suscribió el pase a situación de retiro obligatorio del comisario Mayor, Elías Mauricio Mielgo, propiciado por la Junta de Retiro Extraordinaria de la Policía de Córdoba”, informó Mosquera.

“El gobierno de Córdoba tiene una concepción inclaudicable y definitiva en cuanto al respeto irrestricto del derecho a la libertad de prensa, como así también de los derechos que reivindican los valores de un Estado verdaderamente republicano, federal, y profundamente democrático”, agregó el funcionario.

Sigue diciendo que “la medida es adoptada, sin perjuicio de la prosecución de las causas judiciales en trámite, las que continuarán según el estado en que se encuentren”.

También afirma que “la libertad de prensa y la inmunidad de opinión de los/as señores/as legisladores/as, son derechos tutelados por la Constitución de la Provincia de Córdoba, nuestra ley fundamental, y su observancia es imperativa en el marco del estado de derecho”.

“Máxime, cuando dicha acción es ejercida por un funcionario policial de alto rango de una institución que, como la Policía de Córdoba, es garante de la plena vigencia de la Constitución nacional y provincial, y de los derechos tutelados por ellas”, finaliza.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?