“Quiero ser candidato a gobernador de Córdoba”

Comparte la noticia en ....Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
0

Espera su designación en el Gabinete nacional, aunque no descarta asumir su banca en el Concejo. Propone una interna abierta para definir las candidaturas.

Luis Juez está en Córdoba luego de su salida como embajador en Ecuador, esperando una designación en el gabinete nacional que podría darse en estos días, aunque no descarta retomar su banca en el Concejo Deliberante. Pero ese futuro inmediato es el que menos le preocupa. Su objetivo es reposicionar a nivel provincial al Frente Cívico para disputar la candidatura a gobernador en una interna abierta en Cambiemos, la alianza que comparte con el radicalismo, el PRO y la Coalición Cívica.

“Tengo licencia hasta el 1° de marzo. No está descartado que vuelva al Concejo Deliberante, pero tengo entendido que voy a ir al Ministerio del Interior por lo que me dijeron (el ministro del Interior, Rogelio) Frigerio y (el jefe de Gabinete) Marcos Peña. Fue parte del acuerdo cuando estaba en Ecuador, les dije que me quería volver a Córdoba porque no hay forma de que pueda disputar nada a 7 mil kilómetros”, dice Juez.

–¿Pero se puede disputar estando a 700 kilómetros?

–La escala ha cambiado. Yo siempre tomé determinaciones individuales, siempre me he manejado con instinto u olfato personal. Hoy soy parte de una construcción más grande, más colectiva, que requiere alguna otra cuota de aporte y de disciplina.

–Con todas las señales que recibe el gobernador Juan Schiaretti por parte del presidente Mauricio Macri, ¿cómo se puede plantar Cambiemos para disputar la gobernación?

–No hay que confundir cosas que a Macri le entusiasman de Córdoba con la persona de Schiaretti. Que Macri se enamore del perfil industrial es una contribución de los últimos 40 años, de una provincia que es industrial por antonomasia mucho antes de que Schiaretti apareciera en el gobierno. Eso no va a cambiar, venga el gobierno que venga.

–¿Pero cómo se posiciona una oposición frente a eso?

–Va a depender de la inteligencia de la dirigencia de Cambiemos. Nosotros podemos generar algo parecido, igual o superior. El Presidente me lo dijo claro: vamos a jugar a ganar en Córdoba. Pero mientras tanto hay que gobernar con los tipos que están en el gobierno, y el gobernador es Schiaretti. Sería un impedimento si nuestras ambiciones y necedades nos enceguecen de manera tal que no nos permitan ver que hay un tipo muy bien parado, con una buena relación, y nosotros no hacemos nada para mostrar una contraprestación distinta. La buena relación le sirve a los dos porque Schiaretti está recibiendo lo que no recibió de ningún presidente peronista.

–¿Cómo tiene que ser la construcción “inteligente”?

–Hay que acordar reglas de juego para ir a unas Paso abiertas, donde podamos disputar y ordenar a partir de lo que la gente quiere. No hay que tenerle miedo.

–¿Disputará la gobernación?

–Yo quiero ser candidato a gobernador. Hace muchos años que me vengo preparando, tenemos una idea de lo que se debe hacer. Cómo tiene que ser la administración de justicia, tenemos claro la seguridad, que tiene que haber un plan de obra pública que va por otro lado al que ha ejecutado Schiaretti. Tenemos claro que hay que salir de este endeudamiento que tiene la provincia, que en algún momento le va a traer complicaciones. Quiero ser gobernador de Córdoba y me voy a preparar para eso.

–¿Acompañado por quién?

–Entiendo que soy parte de Cambiemos, y tendrá que ser algún dirigente con el que podamos acordar, compartir dirigentes, espacio. Esto es Cambiemos, no es un sello donde vale quién está más cerca de Macri. Es construir un proyecto superador, llevárselo a la mesa del Presidente, y dirimirlo en democracia: votando. Los números que tenemos no son malos, los he hablado con Jaime Durán Barba, y no son complicados para disputar una interna abierta con el que raye. Tenemos un piso que está entre 17 o 18 puntos, y no es malo para arrancar. Tenemos un voto fidelizado, que excede a Cambiemos, hay un sector social fuertemente postergado por el gobierno de UPC que nos va a acompañar. Lo más difícil será acordar una interna abierta con padrón general y con reglas para que el que pierda no salga a matarlo al que gana, porque si no, no vamos a llegar ninguno. No se puede elegir un candidato por una encuestadora.

La reconstrucción

La decisión de Juez implica recuperar la escala provincial que supo tener el Frente Cívico. Para eso, está convocada una plenaria para el 20 de febrero y se realiza un relevamiento por cada departamento para saber quién está dispuesto a ser candidato a intendente. “Quiero saber si los dirigentes están dispuestos a pararse como candidatos. Nos vamos a dedicar desde acá hasta que termine el año a instalar una estructura partidaria que dispute palmo a palmo dentro de Cambiemos”, dijo Juez.

–Hay que volver a reunir una tropa dispersa…

–Hubo muchos dirigentes que nos acompañaron y que nos van a volver a acompañar, porque muchos de ellos vinieron al Frente Cívico desde el radicalismo porque no tenían espacio, y hoy tampoco lo tienen. Hay compañeros fuertemente operados, y eso no lo vamos a hacer. En eso nos han sacado mucha ventaja, con una mecánica novedosa en las redes sociales, pero en las elecciones a gobernador son distintas.