Schiaretti coincide con Morales en que el acuerdo con el FMI es necesario para evitar un default

Modificaría su estrategia para evitar que el país caiga en default; hasta la semana pasada, la decisión era dar quórum y abstenerse en la votación; la posición del radical Morales habría influido en un cambio de postura; ambos mandatarios buscan “colaborar con la gobernabilidad”

Ante la posibilidad de que naufrague el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que el país caiga en default el próximo 22 de marzo, el gobernador Juan Schiaretti revisó su estrategia en el Congreso Nacional: el bloque Córdoba Federal que le responde, liderado por la senadora Alejandra Vigo, anticipó que la cesación de pagos no es una opción, por lo que, si la aprobación del entendimiento no está garantizada, revisará la abstención en la sesión del jueves.

Había sido la diputada nacional Natalia de la Sota la primera en abrir la puerta a esta posibilidad: “El acuerdo es necesario para salir de la asfixiante inestabilidad, y también es necesario desde lo político, para terminar con la desconfianza institucional; está claro que la peor situación es caer en default”.

La crisis generada en el gobierno nacional por la salida de Máximo Kirchner como líder del bloque y la explosiva reacción del PRO en la Asamblea Legislativa convencieron al mandatario provincial que un fracaso en el Parlamento sería crítica, reveló ayer el periodista Juan Manuel González.

La senadora Vigo, esposa de Schiaretti, dijo que el gobierno de Córdoba “no quiere” que el país caiga en cesación de pago, aunque se despegó de la letra chica del acuerdo: “El plan económico es responsabilidad del Presidente”, anticipándose al ajuste de tarifas. “Nadie quiere ser socio del ajuste, pero peor es ser socio del default”, es la lógica del razonamiento.

Hasta ahora, la decisión del bloque schiarettista es dar quórum y abstenerse en la votación. Así lo anticiparon los parlamentarios en los últimos días de enero, en una jugada inconsulta con sus pares del interbloque federal, quienes hicieron reproches. Ahora, los cordobeses no descartan levantar la mano en el artículo 1 si la discusión sigue empantanada.

Talló en el cambio de postura la posición del gobernador de Jujuy y titular del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, quien en su paso por Córdoba, y tras una reunión privada con Schiaretti, había reclamado a los legisladores de Juntos por el Cambio “actuar con responsabilidad” para no llevar al país al default.

A los pocos días, en el reinicio de la actividad parlamentaria, los diputados nacionales de Schiaretti escucharon los reclamos de sus socios en el Congreso por haber anunciado en soledad la abstención. Horas después, el PRO se levantó de sus bancas y a los días La Cámpora publicó sus videos respecto del Fondo.
Si cae el acuerdo con el FMI, la crisis se lleva puesta la gobernabilidad, y Schiaretti siempre justificó haber acompañado legislativamente a Macri (y a Alberto Fernández), siempre por su promesa con los oficialismo nacionales de “colaborar con la gobernabilidad”, es el otro eje argumentativo que ensaya el peronismo cordobés.