Schiaretti sale del cerco político comparando la situación del coronavirus en Córdoba con CABA y Buenos Aires

El gobernador Juan Schiaretti, ayer durante la presentación de la “Situación epidemiológica” en Córdoba.

FABIÁN GARCÍA

El gobernador Juan Schiaretti demostró ayer que no tiene ninguna intención de jubilarse. Montó una escena con expertos en epidemiología, donde estaba uno de los asesores epidemiológicos del presidente Alberto Fernández (Omar Sued), y Maureen Birmingham, representante de OMS y OPS en Argentina, y todo el establishment local. Allí, comparó los resultados epidemiológicos en Córdoba respecto de la pandemia de coronavirus, con los que obtuvieron (sin mencionarlo) la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, que son hoy el epicentro de la enfermedad en Argentina. Es decir, se puso enfrente de Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof.

Su objetivo explícito es salir fuera del cerco político que se conformó a su alrededor luego de no apoyar al candidato del peronismo, Alberto Fernández, en los comicios presidenciales del año pasado y volver a la escena nacional como un gobernador exitoso. Eso fortalece, además, sus chances de regresar al campo de juego del poder en Argentina, tanto en esta instancia, como en los complejos meses que seguirán a la pandemia. Lo hace parado sobre las dos grandes corrientes de opinión existen en la sociedad argentina: ir junto al presidente en su intento de cuidar la vida de lso argentinos, pero abrirse a la demanda de los grupos por-apertura de la economía.

Como le dijo un dirigente peronista del gobierno provincial a este medio, ayer a la siesta: “El Gringo juega a dos bandas con esta movida: una es hacía afuera de la provincia. Dice “a Córdoba le va bien con su política frente al coronavirus y Buenos Aires y la CABA, no.’ Con esto no se para frente a Alberto, sino frente a Cristina. Tenés que tener en cuenta que (Axel) Kicillof es un protegido de la vicepresidenta. Sin embargo, al hacer este juego está diciendo también que se puede terminar con la cuarentena antes si se hacen las cosas bien. Ese es un mensaje para el presidente, que quedó aferrado a ese instrumento y un guiño a los empresarios. Y la otra banda es hacía adentro: ¿Viste todos los que vinieron? Con el apoyo de referentes médicos de primera línea, les dice a los cordobeses que las próximas dos o tres semanas son claves para poder flexibilizar más allá de las actividades recreativas”.

No se trata de una jugada casual. El presidente y el jefe de gobierno de la capital argentina (Horacio Rodríguez Larreta) debaten con el gobernador bonaerense cómo instrumentar medidas “más blandas” que permitan contener el crecimiento de casos de coronavirus en la región del AMBA (CABA más el Gran Buenos Aires). Kicillof quiere endurecer la cuarentena y Fernández y Rodríguez Larreta, no. Con el acto de ayer, Schiaretti se mete en el medio de esa disputa.

Durante el acto en Córdoba se emitieron cuatro mensajes centrales:

-Córdoba hizo tres veces más testeos cada 100 mil habitantes que el resto del país (la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás). Este es uno de los debates que cruzaron hasta ahora la lucha contra la pandemia, un argumento esgrimido por los defensores de la actividad económica por sobre la mirada sanitaria y humana. El área de salud está señalando con esta herramienta, que el testeo permite detectar y cercar con más rapides los brotes.

-“Hemos actuado bien en los tres brotes que se registraron en la ciudad de Córdoba y gracias al trabajo del sistema sanitario hemos conseguido controlar el brote” (Juan Schiaretti). En relación a los brotes del geriátrico de Saldán, del Hospital Italiano de Córdoba y del Mercado Norte.

-“Tenemos la intención de seguir flexibilizando la cuarentena” (Juan Schiaretti).

-“Si en su momento no hubiésemos retrocedido de fase (de la cuatro a la tres) habríamos tenido aproximadamente 3.900 casos positivos por el contagio exponencial (a causa del brote del Mercado Norte). Gracias a los 18 operativos en los distintos barrios de la ciudad pudimos contener el brote e interrumpir la cadena de contagios” (el ministro de Salud, Diego Cardozo).

-“Hay que destacar los logros en la lucha contra la pandemia por parte de la provincia. (…) Llegó a un punto destacable en la mitigación del Covid-19, aunque no se pueden relajar. Son un ejemplo” (Maureen Birmingham de la OMS y OPS).

Schiaretti nombró la palabra libertad varias veces cuando se refirió a que los encuentros familiares estaban próximos. Es un modo sutil de diferenciarse de la alianza peronista en el gobierno nacional (peronismo clásico, más peronismo kirchnerista, más peronismo massista) y de mostrar que conduce un peronismo con matices del dominante en el país.

En una sala acondicionada según las nuevas normas de la normalidad impuestas por el coronavirus, todo el mundo se sentó con dos metros de distancia y barbijos colocados. El gobernador se sacó su tradicional barbijo de los últimos meses para el discurso. Allí estaban el vicegobernador, Manuel Calvo; la diputada nacional, Alejandra Vigo; la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, María Cáceres de Bollati; el rector de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Hugo Juri, integrantes del Consejo Científico Asesor, el presidente del Círculo de Médicos, Ángel Minguez, representantes del Grupo de entidades Empresarias: G Seis, Comipaz, y de medios de comunicación, entre otros.

“Tenemos la intención de seguir flexibilizando la cuarentena. Pero para eso es central la responsabilidad social: que se guarde distancia, que todos utilicen los barbijos, que se laven las manos, que no se pongan a conversar en grupos, que no utilicen los juegos ni los aparatos de gimnasia de los espacios públicos”, apuntó.

“Si seguimos así, podremos avanzar en la liberalización de más actividades, pero recordemos siempre que el virus está ahí, acechándonos y no podemos descuidarnos. El gobierno busca el mejor camino para volver a la actividad, pero cuidando la salud de todos los cordobeses”, señaló más adelante.

“Sabemos que la pandemia golpea de manera transversal a todos los cordobeses. Golpea al sector público, que no recauda, al sector privado, a nuestros empresarios que no venden y a nuestros trabajadores, que están suspendidos o han perdido el empleo, a los cuentapropistas. Quiero reiterar que el gobierno provincial está y estará allí, al lado de cada sector para acompañarlo y mitigar los sufrimientos que tiene, de acuerdo a las posibilidades económicas con que cuenta la provincia”, detalló a continuación.

También hubo un mensaje hacía el sector de profesionales de la Salud: “Hay cordobeses que han estado más de 40 días en terapia intensiva y que consiguieron vencer la enfermedad. Por eso, mi agradecimiento a los médicos, las enfermeras y al resto de los equipos de salud. Son los médicos los que dirigen a los equipos de salud”, expresó. En uno de los asientos escuchaba el titular del Círculo de Médicos, Ángel Minguez. Otra puesta en escena, en este caso, respecto a que el poder político no impulsará profundizar investigaciones sobre la actuación de los profesionales durante la pandemia.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?