Subsidios al transporte: la advertencia de Massa, cómo se llega a fin de año y lo que deparará 2023

El ministro de Economía advirtió a los diputados que sin presupuesto, no habrá aportes nacionales. Están previstos $ 66 mil millones, pero el interior pide el doble. Faltan 14 mil millones para terminar el año.

Diego Marconetti

La exposición del ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, sobre el presupuesto 2023 bajó un mensaje claro a los diputados que representan a las provincias que reciben subsidios nacionales para sostener sus sistemas de transporte público: si no votan el proyecto de ley, no habrá más fondos el año que viene.

La parte que Massa no dijo es lo que está sucediendo en este momento: los 46 mil millones de pesos que se dispusieron para subsidiar este año al transporte del interior ya están agotados. Y lo que se negocia es ampliar ese fondo a 60 mil millones, para poder llegar a diciembre, afrontando la paritaria con los choferes que se está discutirá en el Ministerio de Trabajo de la Nación y aumentos que vendrán en insumos básicos como el combustible y las cubiertas.

Esos 14 mil millones de pesos que faltan, y que vienen reclamando los secretarios de Transporte de distintas ciudades también estarían condicionados al acompañamiento de los congresistas al presupuesto 2023. Los fondos son más que necesarios y no se cubren con las subas de boletos como acaban de hacer Córdoba, Rosario y Santa Fe.

Volviendo al Congreso, el diputado schiarettista Carlos Gutiérrez le consultó a Massa sobre los subsidios. “Está claro que el fondo compensador de 66 mil millones de pesos no alcanza. Sería bueno que usted deje alguna pequeña sugerencia, ya que el presidente de la comisión (de Economía, Carlos Heller), no es de los más blandos, y podamos discutir este aumento cuando debatamos el proyecto”, dijo el representante cordobés.

La primera respuesta fue de Heller, que le recordó que en 2021 se discutió un aumento y se incrementó de manera sensible. De los 27 mil millones de pesos previstos en el proyecto, se acordó elevarlos a 46 mil millones de pesos. El problema fue que el oficialismo no consiguió los votos para aprobarlo, y se recondujeron las partidas de 2021.

Ese incremento del 70 por ciento estaba en un presupuesto presentado por el exministro de Economía, Martín Guzmán que proyectaba una inflación del 33 por ciento. Con lo cual, se establecía una compensación que estaba 40 puntos por encima de lo que se preveía de aumento de precios.

Al terminar la ronda de consultas por parte de los diputados, Massa respondió: “Para nosotros es clave la federalización de la Sube, porque permite ordenar la información respecto de los atributos sociales y el sistema de subsidios al transporte. No somos desconocedores de que el pacto fiscal de 2018, de alguna manera le sacó a la Nación la obligación de subsidiar a las provincias. Pasó bajo responsabilidad de las provincias el financiamiento del sistema del transporte, ese fue el acuerdo que los gobernadores firmaron en 2018″.

Sobre este punto, La Voz informó que la extensión de la Sube a todo el interior es difícil que se concrete el año que viene. Pero lo más importante sobre los subsidios vino después.

El ministro agregó: “A partir de 2020 reasumimos la responsabilidad en el marco de la pandemia. y creo que es importante que tengamos una partida presupuestaria, discutamos después junto a los gobiernos provinciales cuál, pero que tengamos una partida porque la pandemia terminó, y el financiamiento al sistema de transporte de las provincias en términos normativos está amparado en el Covid-19″.

La respuesta de Massa terminó con una advertencia: “En algún punto, si no tenemos un presupuesto, o un artículo de ley que cree una partida para los programas de subsidio para el transporte del interior, más allá de la discusión del monto, el 31 de diciembre el sistema del subsidios cae. Tenemos que tenerlo normatizado porque está amparado en legislación vinculada Covid”.

El proyecto de presupuesto 2023 establece, en el artículo 81, que el Fondo Compensador se prorroga por un año más. Por eso advirtió el ministro que se termina en diciembre si no hay un marco legal que lo extienda por 12 meses más.

Luego, está la discusión por el cuánto. La partida asignada de 66 mil millones de pesos es para los distritos del interior insuficiente. Es apenas un 43,5 por ciento más de los 46 mil millones que se habían previsto para 2022, y que como se dijo antes, debería elevarse a 60 mil millones para terminar el año sin demasiados sobresaltos.

Por lo que si se termina ampliando, el incremento previsto será de sólo el 10 por ciento, con una inflación presupuestada del 60 por ciento. Si se aplicara de manera lineal esa proyección, el Fondo Compensador debería incrementarse a 96 mil millones de pesos. Las jurisdicciones del interior piden que se ubique en 120 mil millones de pesos.

Como sea, la parte importante del debate comenzará en los próximos días en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del la Cámara de Diputados. Allí se verá cuánta presión ejercen los gobernadores y los diputados representantes de las provincias para tirar para arriba el monto previsto.

Algunas fuentes hablan de que un punto de negociación será la suspensión de las Paso el año que viene, y que el ahorro que eso significa, calce a los subsidios para el transporte del interior.