Un detenido por los incendios: “No podés quedar preso por comer asado”

El hombre estuvo preso por tres días en el penal de Villa Dolores. Salió bajo fianza y explicó los hechos desde su punto de vista.

El taxista cordobés Víctor López, uno de los aprehendidos por los incendios en Traslasierra, afirmó que su detención “fue una injusticia. Me trataron como a un delincuente y ni siquiera escucharon mi explicación. No podés quedar preso por comer un asado”, dijo.

El hombre es propietario de una casa entre Taninga y las Palmas y el fin de semana se disponía a hacer un asado con amigos. El fuego que preparaba se descontroló, y desató uno de los incendios que ocupó a los bomberos en el sector.

El hombre aseguró a El Doce TV que tomó las medidas necesarias para que el fuego no se disperse pero que el viento le jugó en contra. “Las mujeres se fueron a comprar la verdura para las ensaladas y nosotros nos quedamos haciendo el fuego. Cuando ellas regresaban, se fueron acercando a los bocinazos para advertir que se estaban incendiando los pastizales que rodeaban la casa”, relató.

Y adujo que llamaron a los bomberos de inmediato e intentaron apagar el fuego sin éxito. Como consecuencia, se quemaron 30 hectáreas. Luego, la fiscal de Cura Brochero Analía Gallarato ordenó la detención de López por “incendio con dolo eventual”.

La fiscal justificó la carátula: “Había muchas posibilidades de que ocurriera por las condiciones climáticas. Había una alerta por riesgos de incendio y se trata de una zona de campo”.

Finalmente, López, de 56 años, salió en libertad tras pagar una fianza de 80 mil pesos.

× ¿Querés comunicarte con Mystica?