Una familia tipo necesitó $ 62.000 para no ser pobre

En tanto que para cubrir la canasta básica y superar la indigencia se requieren $ 26.382, un 3.54% más que en mayo, lo que se traduce en $ 901

Todos los meses, la Defensoría del Pueblo de la Provincia difunde el informe sobre la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y la Canasta Básica Total (CBT). La primera incluye los alimentos necesarios para cubrir los requerimientos mínimos nutricionales, en tanto que la segunda tiene en cuenta otros servicios y productos que hacen a la vida diaria.

Como se sabe, junio fue un mes con una fuerte suba de precios que trajo consecuencias directas en los alimentos: el valor del conjunto de los alimentos esenciales aumentó un 3,54% con respecto a mayo, lo que se tradujo en $ 901,67. Es así que una persona necesitó $ 8.539 mensuales para tener cubiertas sus necesidades alimentarias. Si se trata de una familia tipo, es decir compuesta por dos adultos y dos niños, fueron necesarios $ 26.386 para no ser indigentes.

Como es habitual, el rubro Carnes fue el que más aumentó en el mes pasado. Tuvo una variación de 6,51% y los cortes que más se dispararonfueron carnaza (12,29%), paleta (8,52%), asado (7,89%), carne molida (6,92%), y pollo (5,06%). En segundo lugar, se ubicaron las Harinas y Legumbres, las cuales registraron una variación mensual de 6,32%.

Los aumentos más significativos se detectaron en la polenta (16,27%), el pan francés (7,49%), galletas dulces (6,84%), harina (5,44%), y fideos secos (5,15%). En tanto, los alimentos agrupados dentro del rubro Otros tuvieron una variación de 3,18%. Los alimentos pertenecientes a Huevos y Lácteos presentaron una suba del 0,17%. Las Frutas y Verduras fueron los únicos que tuvieron una variación mensual a la baja del -4,72%, ya que varios alimentos de esta categoría disminuyeron su precio.

El dato más impactante es que en un año los alimentos básicos sufrieron un incremento del 58,21%. Es decir que desde junio del 2020 hasta el mismo mes de este año una familia requirió $ 9.709 para no ser indigente.

Por otro lado, en torno a la Canasta Básica Total, ésta también se vio afectada por la inflación. Es así que en junio, una familia tipo necesitó $ 62.009 para poder superar la línea de pobreza. Si se compara con mayo, la CBT costó $ 1.864 más, mientras que en el último año sufrió un aumento de $ 21.815. Pero si se calculan los bienes y servicios no alimentarios para un varón de entre 30 y 60 años, ésta llegó a $20.067,73 en el mes de junio.