Una muestra del modelo de negocios del macrismo

Fue descubierto mientras se realizaba un allanamiento por un caso de narcotráfico. Pertenece a la empresa que trasladó a Macri durante la campaña de 2015 y estaba bajo contrato del entonces gobierno de Vidal.

El modelo de negocios del macrismo con sus amigos salió otra vez a la luz con la aparición en un hangar de Paraguay de un helicóptero, ploteado con los logos de la Policía Bonaerense. Al lugar llegaron los fiscales investigando la llegada a Paraguay de 400 kilogramos de cocaína provenientes de Bolivia y también a raíz del asesinato de un líder del Comando Vermehlo, la gigantesca organización criminal brasileña. El Robinson 44 fue contratado por el gobierno de María Eugenia Vidal, junto con otros helicópteros, para el Operativo Sol, con el argumento de que los aparatos de la Bonaerense no estaban utilizables. En verdad, la propia administración Vidal dejó vencer los mantenimientos y tras cartón sostuvo que “el Estado no funciona y alquilar los privados es más barato”. En escena entró la empresa de un amigo, Leonardo Spokojny, quien estuvo a cargo de los traslados en la campaña Macri 2015, y se le hizo un contrato por unos 100 millones de pesos por el uso de las naves, lo que incluyó sueldos de pilotos y combustibles. Pero tanto pilotos como combustibles los terminó pagando el Ministerio de Seguridad Bonaerense, lo que -según una denuncia existente en Asuntos Internos de la Bonaerense- constituyó un gigantesco negociado.

Aparición

Los fiscales paraguayos Marcelo Pecci y Alicia Sapriza llegaron a un precario hangar en Areguá donde encontraron 12 aviones y un helicóptero. La causa judicial tenía que ver –según el diario Ultima Hora de Asunción– con envíos de cocaína de Bolivia a Paraguay y con el asesinato de Samura, un líder de la banda llamada Comando Vermehlo, que es minoritaria en tierras guaraníes. Quien tiene el poder, maneja las cárceles y controla parte del narcotráfico es el PCC (Primer Comando Capital), también de origen brasileño. Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos en Paraguay hay uno 22.000 vuelos clandestinos por año, lo que significa unos 60 diarios. El objetivo central -90 por ciento de los vuelos- es Brasil y desde allí a Europa. El resto se distribuye entre Argentina, Uruguay y Bolivia. El centro del narcotráfico es la marihuana, pero el transporte por avión está monopolizado por la cocaína.

Como queda claro, los aviones y helicópteros son casi los remises de los narcos, por lo cual el hallazgo no causó sorpresa: lo asombroso fue encontrar un helicóptero ploteado de la Policía Bonaerense. El aparato figura a nombre de la empresa Beech Flying, propiedad de un amigo de Mauricio Macri, Leonardo Spokojny, que se ocupó de los traslados en la campaña presidencial del ex mandatario.

Empresa

Ante el escándalo de la aparición del aparato, Beech Flying emitió un comunicado diciendo que el Robinson estaba en Paraguay porque se vencía el mantenimiento y que quedó allí varado desde hace un año y medio porque lo llevaron al vecino país para un mantenimiento y no consiguieron las autorizaciones para hacerlo.

Veteranos pilotos consultados por Página/12 descreen de la versión. Es cierto que a Paraguay se llevan aviones Cessna para mantenimiento porque la empresa tiene allí una sucursal, pero no hay historia de trasladar helicópteros ni que se haga el mantenimiento allí. Según el sitio lapoliticaonline el aparato estaba oculto porque tiene orden de secuestro de la AFIP en razón de su falta de nacionalización y deudas impositivas. Efectivamente el helicóptero, junto a otras tres aeronaves de Beech Flying, son objeto de una causa por contrabando debido a que fueron ingresados al país en forma irregular. La denuncia la hizo la Dirección General de Aduanas.

Pilotos

Quienes pilotaron los helicópteros contaron la secuencia de lo ocurrido con los Robinson y un Bell 206 de Beech Flying, exhibidos como un orgullo frente a la Playa Bristol en el Operativo Sol. La maniobra fue descripta en una denuncia ante Asuntos Internos de la Bonaerense el año pasado.

*El gobierno de Vidal dejó vencer los mantenimientos de la flota de helicópteros y aviones. Las piezas vitales tienen horas o tiempos de mantenimiento. Por ejemplo, un rotor podría tener 3.000 horas de vuelo o un año de tiempo. Vencidas cualquiera de las dos cosas, el mantenimiento es obligatorio y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) no permite que siga volando.

*Sin el mantenimiento, los aparatos quedan en tierra.

*En esa instancia entran los discursos del estilo “el estado no funciona, es más barato alquilar un privado”.

*Según los pilotos, una hora de vuelo de los helicópteros de la flota bonaerense cuesta unos 650 dólares y una hora de alquiler del privado unos 3.600 dólares.

*Tras el discurso anti-estado siguió la contratación de una empresa amiga, justito la que prestó los servicios en la campaña de Mauricio Macri.

*Se concretó una ofensiva sobre los pilotos de los helicópteros, que pasaron a ser policías para evitar que se mantengan en el sindicato.

*Según el ministro Sergio Berni, el contrato con el amigo de Macri y Vidal sumó nada menos que 100 millones de pesos.

*Algo parecido se hizo con los aviones. Se dejó en tierra la flota de la Dirección Aeronáutica Bonaerense, que tiene más antigüedad que Aerolíneas Argentinas, y los vuelos se hicieron con empresas privadas. Un vuelo Buenos Aires-Mar del Plata cuesta entre 10.000 y 12.000 dólares sostienen los pilotos.

*Según la denuncia en Asuntos Internos, el alquiler incluía la provisión de aparatos, combustible y el pago a los pilotos. “Un grupito selecto de pilotos-policías, cercano al macrismo” terminó volando los aparatos, con sueldo pagado por el Ministerio de Seguridad. Y también el combustible se habría pagado con fondos del estado.

En cualquier caso, el modus operandi es similar a la de peajes, parques eólicos, la negociación de la deuda externa y las ventas de terrenos privilegiados: el negocio es para los amigos y con enormes desventajas para el estado.

La explicación más débil fue la que dio a conocer Beech Flying respecto del ploteo. Afirman que se les vencía el mantenimiento, llevaron el helicóptero a Paraguay y en el apuro no tuvieron tiempo de sacarle el ploteo. Parece poco creíble: pasó un año y, además, en el interin desarmaron una parte del motor.

Un aspecto decisivo es la relación con el narcotráfico o el homicidio del líder del Comando Vermehlo. Habrá que ver si los fiscales Pecci y Sapriza encuentran algún vínculo. Los medios de Paraguay lo dan por seguro y creen que lo más posible es que el aparato fue llevado allí por los problemas fiscales y de mantenimiento y lo terminó comprando algún narco. Beech Flying lo desmiente.

A las autoridades argentinas el operativo en Aguará les llamó la atención porque son tiempos de tirantez en la relación entre las fuerzas de seguridad de Paraguay y el gobierno argentino. Sucede que el mes pasado el ejército paraguayo asesinó a dos niñas argentinas de 11 años, Liliana y María del Carmen Villalba, hijas de militantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pero que vivían en Misiones con sus abuelos y tios. Lo más grave es que después de la sanguinaria operación en un precario campamento del EPP, las autoridades guaraníes dieron a entender que la Argentina entrenaba a las niñas, mientras que la cancillería advirtió que era imposible que las fuerzas armadas paraguayas no se dieran cuenta de que se trataba de dos criaturas de 11 años. Los organismos de derechos humanos de Paraguay cuestionaron lo hecho por las fuerzas especiales que, además, enterraron los cuerpos sin hacerles autopsias y ni siquiera permitieron la identificación como corresponde. En el caso está interviniendo hasta la ONU. Al Equipo Argentino de Antropología Forense, por ejemplo, se le pusieron trabas de todo tipo y hubo una queja presentada formalmente por el embajador argentino.

En fuentes estatales piensan que en el hallazgo del helicóptero hay algo de revancha por los reclamos por la muerte de las niñas. Lo relevante, sin embargo, es que el descubrimiento del Robinson 44 desnudó, una vez más, la grotesca matriz de negocios del macrismo con sus empresarios amigos. 

× ¿Querés comunicarte con Mystica?